Ir a contenido

EL DESAFÍO INDEPENDENTISTA

Jordi Baiget: "Probablemente no podremos hacer el referéndum, y tendremos que hacer algo diferente"

"Una parte del Govern no estamos en el núcleo duro de las decisiones y eso genera lo que genera", afirma el 'conseller' d'Empresa

El exconseller Jordi Baiget, en el Palau de la Generalitat.

El exconseller Jordi Baiget, en el Palau de la Generalitat. / FERRAN SENDRA

A falta de pocas horas para que, este martes, el Govern de Carles Puigdemont explique los detalles del referéndum que, presumiblemente, darán respuesta a los interrogantes que plantea el 1-O, el 'conseller' d'Empresa, Jordi Baiget, ha expresado sus dudas sobre el hecho de que el referéndum como tal se vaya a celebrar. "Probablemente no podremos hacer el referéndum, y tendremos que hacer una cosa diferente", ha dicho en una entrevista a 'El Punt Avui'.

"El Estado tiene tanta fuerza que probablemente no podremos hacer el referéndum. ¿Se aprobará una norma catalana para que se pueda hacer? Sí, pero en el minuto 1 llegará la suspensión. Irán tan en contra que quizás tengamos que hacer algo diferente, y ese algo se puede parecer al 9-N", ha reflexionado el 'conseller', que ha lamentado que desde sectores independentistas se diga que el 1-O no será el 9-N. "Estas declaraciones no me gustan porque nos cierran puertas", apunta Baiget, que añade: "Lo único que hará que si hacemos otro 9-N no sea un 9-N es que en lugar de dos millones de personas, vayan a votar cuatro millones".

En la entrevista, Baiget subraya que el "único activo" del procés es la gente, pero admite que una movilización mayoritaria y permanente de la ciudadanía no es realista. "Solo tenemos un activo, que es la gente. Necesitamos una movilización masiva, pero pensar que lograremos un grado de movilización mayoritaria y permanente es no conocer el país", reflexiona.

El 'conseller' también expresa su inquietud por las actuaciones del Tribunal Constitucional. "Da respeto, porque somos personas y porque nos preocupa, no lo que nos pase a nosotros, sinó lo que podemos provocar en nuestras familias", explica antes de añadir: "Yo podría aguantar ir a la cárcel, pero no si van contra el patrimonio, pensamos en la familia... Nuestras decisiones pueden afectar a nuestras familias".

Confía en que el Govern de Puigdemont haga las cosas bien, pero recuerda que "una parte del Govern no está en el núcleo duro de las decisiones, y eso genera lo que genera". Y reflexiona sobre lo que esto puede comportar: "A mi y a otros, ¿se nos consulta la estrategia? No. Y en función de la estrategia que se decida, los que no estamos en el núcleo duro de las decisiones deberemos decidir en poco tiempo sobre cosas que no habremos podido madurar".