29 oct 2020

Ir a contenido

CAMINO DE LA INVESTIDURA

Operación 'salvar la Navidad'

El PSOE estudia una reforma exprés que acorte el periodo electoral y adelante los terceros comicios del 25-D al 18-D

Iolanda Mármol

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se saludan antes del inicio de la reunión en el Congreso, el 2 de agosto.

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se saludan antes del inicio de la reunión en el Congreso, el 2 de agosto. / JOSÉ LUIS ROCA

Los diputados socialistas se echaron las manos a la cabeza la tarde en que la presidenta del Congreso desveló la fecha elegida por Mariano Rajoy para el debate de investidura. Tenían los cálculos preparados y sabían lo que se les venía encima: la amenaza de terceras elecciones el día de Navidad si no logran formar Gobierno. La tormenta de ideas para buscar soluciones creativas se puso en marcha de inmediato. Sabían que con su negativa a abstenerse en la votación del candidato popular podían aparecer como culpables a ojos de una ciudadanía que asiste al espectáculo político entre perpleja y hastiada.

La respuesta -desmentida, matizada y confirmada este jueves por diferentes dirigentes socialistas-  es presentar una proposición de ley para reformar la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) y recortar el periodo electoral de 54 días a 47, lo que incluiría reducir la campaña de dos semanas a una. Con estos cálculos, atendiendo al artículo 99 de la Constitución, los comicios, en lugar de ser en Navidad, se adelantarían al 18 de diciembre.

¿Se puede modificar la Loreg? Sí. Pero al ser una ley orgánica se requiere mayoría absoluta. ¿Se puede cambiar aunque el Gobierno esté en funciones? Sí, porque Parlamento está operativo y en la anterior legislatura el Ejecutivo permitió la tramitación de 3 proposiciones de ley: la de ERC para ampliar la edad de voto a los 16 años; la de C's sobre tasas judiciales; y la del PP de segunda oportunidad. ¿Afectaría a todas las elecciones de ahora en adelante? Sí. ¿Da tiempo a hacer una reforma exprés? Objetivamente sí, pero va a depender de si Rajoy acelera o ralentiza los tiempos. De hecho, los letrados del Congreso consultados por este diario indican que en la prisa que se dé el Gobierno se observará si realmente el PP quiere evitar los comicios el 25-D o los usa como amenaza de presión al PSOE.

DA TIEMPO, SI EL PP QUIERE

La legislación establece que, una vez se registre la proposición en el Congreso y se publique, el Gobierno tiene 30 días hábiles para oponerse o enmendarla, si considera que supone un incremento del gasto. Puede decidirlo el primer día, el último, o sencillamente, dejar transcurrir ese mes y no comunicar nada, puesto que no tiene la obligatoriedad de informar. Dado que la reducción del periodo electoral difícilmente comporta un aumento presupuestario, lo máximo que puede hacer el PP si quiere mantener con vida la amenaza navideña es no responder y 'matar' la proposición socialista dejando transcurrir esos 30 días hábiles.

Que el Gobierno esté en funciones no impide que el Congreso modifique la Loreg

Los letrados parlamentarios confirman que después ya no daría tiempo, aunque se tramitase por procedimiento de urgencia. Recuerdan que, en la anterior legislatura, el Gobierno en funciones envió un escrito adelantándose al plazo de 30 días hábiles para acelerar la tramitación de esas tres proposiciones de ley (de ERC, C's y PP).

En todo caso, el PP también podría bloquear la proposición más tarde, en el Senado, donde cuenta con mayoría absoluta. La Cámara alta dispone, en tramitaciones urgentes, 20 días para devolver la ley al Congreso.

¿Hay consenso para aprobar la reforma con mayoría absoluta? Los partidos aducen que prefieren evitar las terceras elecciones. Más allá de las evidencias, C's no se pronuncia, Podemos estaría de acuerdo y el PP admite que ya lleva unos días estudiando esa posibilidad, ante el cargo de conciencia de llevar a los ciudadanos a las urnas el 25-D si no hay investidura.