Las encuestas afianzan al PP ante las elecciones generales a falta de la coalición entre Podemos e IU

El promedio de los sondeos publicados tras el 20-D favorece al centroderecha cara al 26-J

Las encuestas afianzan al PP ante las elecciones generales a falta de la coalición entre Podemos e IU
Se lee en minutos

¿Volver a votar para que todo quede igual? Es la amenaza que se cierne sobre las elecciones generales del 26-J tras el sonoro fracaso de los partidos políticos. La demoscopia publicada desde los comicios del 20-D permite otear en el horizonte un panorama como mínimo igual de complejo que el actual. Según el promedio de las encuestas difundidas entre enero y abril, el centroderecha sería el gran beneficiado de la repetición electoral, pues sus dos marcas (PP y Ciudadanos) mejorarían sus registros de diciembre. Las izquierdas, en principio, sufrirían cierta erosión, aunque esta tendencia podría revertirse con los movimientos que se avizoran en la línea de una coalición entre Podemos e Izquierda Unida (IU).

Los cálculos realizados por EL PERIÓDICO a partir de una fórmula empleada por Ivan Serrano, investigador del IN3 ('Internet Interdisciplinary Institute') de la UOC, corresponden a la media ponderada de los principales sondeos publicados desde el 20-D. La ponderación se realiza, como en otras fórmulas de este tipo, en función del tamaño de la muestra --cuánto más grande, mayor valor-- y de la fecha del trabajo de campo --cuanto más reciente, más significativa--.

DESGASTE DE SÁNCHEZ E IGLESIAS

Te puede interesar

Según esta media ponderada, el PP de Mariano Rajoy, que en diciembre recabó el 28,7% de los votos, se situaría ahora en el 28,9%, logrando una cómoda ventaja de 7,5 puntos sobre el PSOE. Tras intentar sin éxito la investidura, Pedro Sánchez pasaría del 22% al 21,4% de los sufragios. Un desgaste menor que el que sufriría Podemos, que se sitúa ahora mismo en el 18,2% (en diciembre consiguió el 20,7% de las papeletas). Sin embargo, el crecimiento de IU, que pasaría del 3,7% al 5,5%, deja en el aire la posibilidad de un 'sorpasso' de la izquierda alternativa al PSOE en caso de que Pablo Iglesias y Alberto Garzón se integren en una misma candidatura. El promedio de la suma de ambas fuerzas se sitúa en el 26,9%.

Por su parte, Albert Rivera también está en condiciones de dar un salto importante. La media ponderada de los sondeos le augura en estos momentos un 15,8% de los votos, cuando el 20 de diciembre reunió el 13,9% de los sufragios.