Ir a contenido

La CUP fuerza al Govern a revertir la privatización de ATLL

Los anticapitalistas y el resto de la oposición apoyan una propuesta socialista

Cruce de reproches entre 'cupaires' y CDC en la primera votación que pierde Junts pel Sí

FIDEL MASREAL / BARCELONA

La CUP fuerza al Govern a revertir la privatización de ATLL

FERRAN SENDRA

Primer gran choque entre los socios de la legislatura. La CUP se ha unido a toda la oposición para forzar a Junts pel Sí a perder una votación que fuerza al Govern a iniciar una marcha atrás en la polémica privatización por parte del Govern de Artur Mas de la gestión de Aigües Ter Llobregat en un concurso que ganó Acciona. Una proposición de ley del PSC relativa a la reversión de esta privatización (por valor de mil millones de euros) ha logrado dejar en minoría a Junts pel Sí.

MALESTAR EN EL GOVERN

El apoyo de la CUP al texto de los socialistas ha propiciado que la enmienda a la totalidad de Junts pel Sí saliese derrotada por 71 votos a 62, y se ha hecho efectivo pese a negociaciones a primera hora de la mañana en las que se ha implicado personalmente el 'president' Carles Puigdemont y el vicepresidente y titular de Economía, Oriol Junqueras, junto al jefe de filas parlamentario de Junts pel Sí, Jordi Turull. En la reunión, según fuentes presentes en el encuentro, la CUP ha argumentado que quiere abrir un debate a fondo sobre la cuestión sin prejuzgar que la puerta que abre la propuesta votada en el Parlament acabe de una determinada manera y sosteniendo que se trata de lograr el menor coste económico para las arcas públicas y debatir cómo se gestiona este suministro. 

La decisión de los anticapitalistas no ha gustado nada a Junts pel Sí, que ofreció a la CUP, en las conversaciones para la investidura, dejar la polémica de ATLL padra la próxima legislatura, dada la distancia que separa a ambos grupos e incluso a CDC respecto a Esquerra en esta cuestión. El Govern considera que se trata de una muestra de poca consistencia de la CUP, mientras que CDC en el Parlament espera que el precedente no se repita. En cambio, la CUP argumenta que tiene todo el derecho a fijar posición y debatir, que no se les puede obligar a apoyar todas las enmiendas a la totalidad que presente JxSí. Es más, fuentes de los anticapitalistas aseguran que ERC ha jugado una posición ambigua sobre la gestión pública de ATLL y recuerdan que Esquerra, como ellos, firmaron una declaración de Aigua es vida en favor de la gestión pública. 

LOS ARGUMENTOS

En el pleno, el representante de los anticapitalistas en el debate, Benet Salellas, ha argumentado que su grupo siempre ha sido contrario a la privatización y ha denunciado que tras la misma el coste del servicio se ha incrementado un 20%. Con todo, Salellas también ha sido muy crítico con el PSC, promotor de la propuesta, por haber privatizado la gestión del agua en varios municipios catalanes en los que gobierna. También ha denunciado que Laia Bonet, exdirigente del PSC, ocupe un lugar en el consejo de administración de la firma concesionaria. Salellas ha acusado al govern tripartito de no haber llevado una política decidida al respecto.

0 Comentarios
cargando