18 sep 2020

Ir a contenido

Junts pel Sí ve posible investir a Artur Mas mañana

Los negociadores buscan una posible vía para el acuerdo con la CUP

Xabi Barrena

Oriol Junqueras, Artur Mas y Raül Romeva, en el Parlament.

Oriol Junqueras, Artur Mas y Raül Romeva, en el Parlament. / JULIO CARBÓ

Los negociadores de Junts pel Sí (JxSí) y los de la CUP se reunirán con toda seguridad a lo largo de este miércoles para tratar de hallar una salida pactada que permita la investidura de Artur Mas en la segunda votación, a realizar este jueves. Fuentes cercanas a las mesas negociadoras han señalado a EL PERIÓDICO que hay una fórmula (que no han querido desvelar) que permitiría el acuerdo. Una de las fuentes cifró el martes, antes del discurso de Antonio Baños en el pleno en menos de un 50% las opciones de éxito. Otra fuente ha afirmado que se "está cociendo un cambio sustancial" de la situación".

Una tercera fuente, sin revelar de qué se trataría, ha anticipado que el pacto pasaría, necesariamente por investir a Mas, aunque este, en su discurso, si se alcanza el acuerdo, "haría concesiones ya fuera en la estructura del Govern o , incluso, en los plazos de su mandato".

Fuentes de la CUP consultadas por este diario atribuyeron a la campaña de presión de CDC sobre su fuerza las indicaciones de un posible acuerdo. Otra voz anticapitalista ha avanzado que más allá del debate sobre quién presidirá la Generalitat quedan por dilucidar múltiples aspectos del programa de Govern "tanto o más importantes que el nombre del president.

Baños, en su intervención del martes, afirmó que su fuerza no regalará "un voto incondicional" a Mas, lo que supone todo un cambio por cuanto hasta ahora no cabía la opción del apoyo anticapitalista para la investidura.

DOS 'SÍES' DE LA CUP

El dirigente de CDC Jordi Turull ha negado este miércoles en declaraciones a TV-3 que una de las opciones sea vaciar de contenidos la presidencia para que el líder convergente pueda seguir. "Mas no será un "'president' florero" porque esta figura debe ser fuerte en un momento como este", ha afirmado, al tiempo que ha insistido en que en un acuerdo no solo debe ceder una parte, sino las dos.

Por su parte, el diputado de Junts pel Sí Lluís Llach, uno de los más próximos a la CUP, ha instado a la fuerza anticapitalista a replantearse el veto a Mas. "La CUP nos pide que 62 cambiemos de opinión, nosotros les pedimos que cambien de opinión dos", ha afirmado Llach en declaraciones a RAC-1. Cabe recordar que en la votación de este jueves, por mayoría simple (más 'síes' que 'noes'), el 'president' podría salir investido con los 62 votos de Junts pel Sí y solo dos de la CUP, mientras que el resto tendrían que abstenerse.