10 jul 2020

Ir a contenido

MEDIDAS PARA ATAJAR LAS PRÁCTICAS IRREGULARES

CiU y PSC diluyen la comisión del Parlament contra la corrupción

Pujol, Ferrusola y seis de sus siete hijos comparecerán en la Cámara catalana

La sociovergencia evita que se aborden el 'caso Palau' y el 'caso Pretòria»

XABIER BARRENA / BARCELONA

Viaje de ida a los años 80 y 90. Cuando Catalunya era un enorme oasis donde se decía que no pasaba nada y, cuando esto era refutado, se hacía lo posible por diluir cualquier arista escandalosa que pudiera hacer pensar en una corrupción. En esta arcadia de fin de siglo XX  donde se situó ayer el inicio de la comisión de investigación del Parlament sobre «el fraude y la evasión fiscal y las prácticas de corrupción política» (nombre oficial) fue como si no existiera un clamor generalizado de la ciudadanía por acabar con la corrupción. Como si no hubiera nacido Podemos y como si la CUP no presidiera esa misma comisión.

Como antaño, CiU y PSC se dedicaron a intercambiar votos para diluír la potencia de los trabajos parlamentarios. Y en no pocas ocasiones, el PP se sumó al festín. David Fernàndez (CUP) amenazó con dejar la presidencia de la comisión si no se producía un cambio de dinámicas.

Los trabajos por reconvertir en oasis el mapa político catalán dejaron en segundo plano las comparecencias que, poco más o menos, ya se esperaban:  la del expresident Jordi Pujol, la de su esposa Marta Ferrusola y la de seis de sus siete hijos.

MINISTROS 2-CONSELLERS 0 / La fortaleza parlamentaria de CiU y la endeblez del PP explican que se haya citado a dos ministros (Cristóbal Montoro y Jorge Fernández Díaz), al director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y al director del CNI, Félix Sanz Roldán. En cambio, ni Mas ni ningún conseller resultó salpicado. También se salvaron los expresidentes del Gobierno, Felipe González y José María Aznar.

Los socialistas rebatieron las críticas vertidas por otras fuerzas al sentido de su voto. El portavoz Maurici Lucena aseguró que si su partido ha votado en contra de algunas de las comparecencias que se habían solicitado en la comisión de investigación sobre el fraude es porque no guardaban relación con el caso Pujol. Lucena lamentó la actitud «cándida» de algunos partidos que están contribuyendo a diluir lo que en su opinión debería ser el núcleo de los trabajos de la comisión: la confesión del expresidente catalán Jordi Pujol de que tuvo cuentas en el extranjero sin regularizar hasta este verano.

EL ENTORNO DE PUJOL / Lo cierto es que, más allá de la familia Pujol casi al completo, CiU y PSC evitaron incluir en la lista de comparecencias a particulares y exaltos cargos en la Generalitat mientras Pujol presidía el Govern, y que, en un momento u otro gozaron de la proximidad con el líder caído. Sería el caso, por ejemplo, de Javier de la Rosa, Jaume Camps, el exsecretario de Presidència Lluís Prenafeta o los exconsellers Macià Alavedra y Josep Maria Cullell.

Si se  indexan los comparecientes descartados por los casos en que se han visto implicados, sorprende ver que en una comisión con un nombre como el que tiene (ver primer párrafo) no aparezcan ni los protagonistas del caso Palau (Fèlix Millet, Jordi Montull y el extesorero de CDC, Daniel Osàcar). Tampoco del caso Pretoria (Alavedra y Prenafeta aparte, el exalcalde de Santa Coloma de Gramenet Bartomeu Muñoz tampoco comparecerá).

Sobre el caso Método 3,  no se citará al exdirector de Servicios Penitenciaros Xavier Martorell, por los 91 votos en contra de CiU, ERC y PSC, y tampoco al exdirector de los Mossos d'Esquadra Manel Prat, después de que CiU y ERC votasen en contra de su comparecencia y la CUP se haya abstenido. Sí se citará al exsecretario de Organización del PSC José Zaragoza, y director de la agencia, Francisco Marco, pese a la oposición de PSC y PP en ambos casos.

También se llamará a la líder del PP en Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho; la expareja de Jordi Pujol Ferrusola Victoria Álvarez --en lo que sería ya el caso Camarga -- , y al jefe del gabinete del presidente del Gobierno, Jorge Moragas.

Temas Jordi Pujol