20 oct 2020

Ir a contenido

SOLICITUD DEL EXPRESIDENTE DEL PODER JUDICIAL

Dívar podría cobrar 208.000 euros de indemnización por su renuncia como presidente del CGPJ

La comisión de estudios del CGPJ avala la petición del dimitido por el escándalo de los viajes

El jurista tendría derecho a cobrar un 80% de su sueldo durante un periodo de dos años

AGENCIAS / Barcelona

El expresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Carlos Dívar podría cobrar una indemnización de 208.000 euros tras haber abandonado su cargo a raíz del escándalo de los viajes pagados con dinero público. La Comisión de Estudios e Informes del CGPJ ha avalado la solicitud de Dívar, aunque la decisión final está en manos del pleno del organismo, que se reunirá el próximo lunes, según fuentes del CGPJ citadas por la agencia ACN.

Dívar podría cobrar, según las mismas fuentes, el 80% de su sueldo, que era de unos 130.000 euros brutos anuales, en un plazo de dos años, lo que sumaría unos 208.000 euros. La comisión del Poder Judicial entiende que la petición de Dívar para cobrar una indemnización es conforme a la legalidad, y el hecho de que fuera él quien renunció al cargo y no se tratara de una destitución no impediría que recibiera la compensación prevista para los presidentes del órgano que estén al menos dos años en el cargo.

En manos del pleno

El expresidente del CGPJ, al que ha relevado en el cargo Gonzalo Moliner, se acogió para presentar su solicitud a un decreto de 1980 que establece que los altos cargos que renuncian a los mismos pueden cobrar el 80% de su sueldo durante dos años, lo que para Dívar supondría 8.676 euros en 24 pagas. La aprobación del cobro, una vez avalado por la Comisión de Estudios e Informes del CGPJ, queda en manos del pleno del organismo, que se reunirá el próximo lunes, durante el que debatirá la cuestión.

Momento de sacrificios

Jueces para la Democracia ya se ha pronunciado al respecto al afirmar categóricamente, a través del portavoz Joaquim Bosch, que "con independencia" de que la petición "se ajuste a la legalidad", el cobro de la indemnización "no es aceptable en un momento en el que se están produciendo tantos recortes y se están exigiendo tantos sacrificios a los ciudadanos".