CONSEJO DE MINISTROS

El nuevo sistema educativo tendrá tres pruebas de evaluación o reválidas y eliminará la selectividad

El ministro de Educación plantea suprimir asignaturas y aumentar en un 25% las horas lectivas de matemáticas, lengua, ciencias e inglés

El proyecto de ley, que entrará en Congreso antes de Navidad, incluirá de nuevo que no se pueda pasar curso con más de dos suspensos

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. / JOSE LUIS ROCA

3
Se lee en minutos

La futuraleyorgánica de mejora de la calidad educativa que elministrodeEducación,José Ignacio Wert, llevará al Congreso antes de Navidad suprimirá la selectividad e instaurará pruebas deevaluaciónque recuerdan las antiguasreválidasal final de cada una de las etapas del sistema educativo --primaria,secundaria (ESO) ybachilleratooFP superior--, y que habrá que superar para pasar a la siguiente. Esta es una de las principales novedades del borrador presentado este viernes por Wert en elConsejo deMinistros.

La futura norma, que será debatida este otoño con el sector educativo, prevé tambiénreducirel número deasignaturasy aumentar en un 25% las horas lectivas en materias instrumentales --matemáticas,lenguae idiomas--, tanto en secundaria (ESO) como en bachillerato.

Actualmente, tercero de la ESO llega a tener hasta 13 asignaturas, y en otros cursos no hay menos de 10. Y en el bachillerato, hasta 12. Educación estudia la posibilidad de que, en los dos niveles educativos, los alumnos no lleguen a tener más de seis o siete materias.

Conocimientos básicos

En la prueba de final de primaria, según ha explicado Wert, se exigirá a los alumnos conocimientos y destrezas básicas sobre lectura. Se podrá repetir una vez, y si no se supera la prueba se remitirá un informe a los responsables de secundaria haciéndolo constar. Los alumnos que superen la ESO obtendrán el correspondiente título, pero deberán aprobar la siguiente reválida para poder cursar el bachillerato o la FP. Al final de esta etapa habrán de superar otra prueba y la nota hará media con la del bachillerato para optar a cursar estudos universitarios. 

Finalmente, las universidades podrán poner las pruebas que estimen oportunas centradas en la carrera que se vaya a cursar, y desaparecerá como tal la prueba de selectividad actual. El ministro ha justificado su retirada por considerar que actualmente es poco efectiva y que el nuevo modelo se parece más a los implantados actualmente en Europa.

La nueva ley no dejará pasar de curso con más de dos suspensos. También eliminará la asignatura de Educación para la Ciudadanía en primaria y la mantendrá en la ESO con la denominación de Educación Cívica.

El Gobierno, según la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría, persigue con la reforma mejorar la calidad educativa, acabar con el fracaso y el abandono escolares y aumentar las posibilidades de empleo, para lo que se buscará la "complicidad" del sector y el "acuerdo" de todas las fuerzas políticas.

El documento presentado en el Consejo de Ministros prevé que se cursen, a partir de segundo de laESO, programas de mejora del aprendizaje y del rendimiento académico, así como de cualificación profesional.

Elección de itinerarios

El Gobierno quiere adelantar a tercero de la ESO la elección deitinerariosmediante materias optativas y convertir el cuarto y último en un curso de iniciación con dos trayectorias bien diferenciadas: hacia el bachillerato y hacia la FP.

La reforma de la FP será otro elemento central del nuevo sistema educativo, con el objetivo de combinar la formación con las prácticas remuneradas en las empresas. El programa piloto se pondrá en marcha de manera experimental el próximo curso.

El nuevo modelo pretende que el porcentaje de alumnos que estudian FP (32%) aumente hasta equilibrarse con el de los de bachillerato (68%) y,sobre todo, facilitar la inserción laboral de los jóvenes.

La propuesta de Wert incluye el diseño de la carrera docente mediante unestatuto, una reivindicación del colectivo tan histórica y compleja que ningún Gobierno de la democracia ha osado acometer. El ministro quiere acompañarla de otra patata caliente: laprofesionalizaciónde la función directiva.

Wert ha justificado el cambio en los resultados deficientes del sistema educativo español, con el doble de abandono escolar (26,4 %) que la UE y apenas un tercio de alumnos excelentes (3%) que en la UE. También ha destacado que el 52% de los jóvenes se encuentran en paro como consecuencia de la falta de conocimientos.

Más nota para ayudas

Noticias relacionadas

El Consejo de Ministros también ha aprobado un decreto que exigirá un mayor esfuerzo académico para la obtención de unabeca, un 5,5 de media en las becas generales y un 6 para las salario o compensatorias. Wert ha anunciado que para el curso 2013-2014 la exigencia de nota para acceder a una beca universitaria se elevará a un 6,5 % de media.

El decreto establece que los universitarios con beca compensatoria o salario que no aprueben como mínimo la mitad de las asignaturas matriculadas tendrán que devolver el importe íntegro de esta ayuda. Además, para acceder a las becas salario será necesario un 5,5, en bachillerato, la misma nota que se exige para una beca en el primer curso universitario.