CITA ANUAL EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

El acoso a la deuda soberana da otra baza a Rajoy en el debate de la nación

El líder del PP pedirá el adelanto electoral para que los mercados recuperen la confianza

2
Se lee en minutos
PILAR SANTOS / GEMMA ROBLES / Madrid

El trágicocalendario político y económico que debe superar elGobierno griego en los próximos días, si no quiere decretar la suspensión de pagos, se ha convertido en una de lasbazas que con mayor facilidad podrá jugar hoyMariano Rajoy en eldebate sobre el estado de la nación. Las dudas sobre si el Parlamento de Atenas aprobará esta semana el nuevo tijeretazo del primer ministro,Yorgos Papandreu, un requisito indispensable si quiere recibir el quinto paquete de ayudas europeas, sacudieron ayer la prima de riesgo española, que alcanzó su máximo histórico (293 puntos).

A los casicinco millones de parados y las raquíticas cifras de crecimiento,Rajoy podrá sumar las turbulencias que está causando laincertidumbre griega en la malherida economía española. En su opinión, ese efecto contagio es una prueba más de ladesconfianza que los mercados tienen en España, una consecuencia que desaparecería siJosé Luis Rodríguez Zapatero convocara ya lasgenerales y, como anticipan los sondeos, el líder del PP se convirtiera en el inquilino de la Moncloa.

Retroceso a los 90

El responsable de Economía del principal partido de la oposición,Cristóbal Montoro, declaró este lunes queZapatero ha devuelto a España a la década de los 90 en cuanto atasa de paro y desconfianza de los inversores. Los gobiernos del PP (1996-2004) marcaron, segúnMontoro, una "época que puede y debe volver".

En eldebate, el presidente del Gobierno defenderá sugestión de la crisis y sus decisiones, pensadas para no seguir la senda ni de Grecia ni de Portugal e Irlanda.Zapatero podrá decir que ha sacado adelante lasreformas (lalaboral, la depensiones, la reestructuración de las cajas y el tijeretazo de mayo) sin la ayuda de los conservadores. Este argumento encontrará una respuesta inmediata deRajoy: el PP solo ha votado contra el tijeretazo porque incluía recortes a las ayudas a los jubilados (mayo del 2010) y la reforma de las pensiones (este lunes).

Noticias relacionadas

En el resto de las reformas, el PP se ha abstenido, porque, según fuentes de la dirección, sabía que el Ejecutivo contaba con respaldos para aprobarlas (casi siempre los votos de CiU o del PNV) y, además, ha apoyado los cinco primeros decretos ley vinculados al sector financiero. En este contexto, el jefe del PP intentará marcar distancias con la oposición deGrecia y de Portugal.

Presidente "amortizado"

El debate empezará al mediodía con una intervención sin límite deZapatero, a quien este lunes el jefe del Ejecutivo catalán,Artur Mas, tildó de "presidente amortizado".Zapatero no hará "anuncios espectaculares", según afirmó este lunesJosé Antonio Alonso, portavoz del PSOE. A las cuatro, será el turno deRajoy. Elcara a cara, el último entre ambos políticos, llegará sobre las cinco de la tarde. Mientras, los indignados del15-M celebrarán su propio debate de política general en lamadrileña Puerta del Sol.