MALESTAR EN LAS FILAS SOCIALISTAS

Nadal revela que el PSC "veía con buenos ojos" que Mascarell optara a la alcaldía de Barcelona

Afirma que si las convicciones socialistas del futuro 'conseller' son muy profundas "no lo pasará bien en el Gobierno"

2
Se lee en minutos
EUROPA PRESS / Barcelona

El presidente del grupo socialista en el Parlament, Joaquim Nadal, ha revelado este martes que su partido veía con "buenos ojos" que el nuevo conseller de Cultura, Ferran Mascarell, se postulara a título personal como alternativa al alcalde Jordi Hereu para liderar la lista socialista en las elecciones municipales de Barcelona, el próximo mes de mayo. Es la primera vez que el PSC admite que contempló que Mascarell le disputara al actual alcalde el liderazgo municipal, un escenario que ha quedado descartado después de que Mascarell aceptara la propuesta de Artur Mas de dirigir la conselleria de Cultura y se diera de baja del PSC.

Nadal ha pronosticado que, si las convicciones socialistas del futuro conseller son muy profundas, "no lo pasará bien en el Gobierno" porque tendrá que tomar decisiones que choquen con sus convicciones morales. "Se encontrará en contradicciones y tendrá que avalar decisiones que no le gustarán. Es probable que tenga que abordar cuestiones que hasta afecten a su conciencia moral", ha señalado.

Aunque asegura que no han tratado esta cuestión en la reunión del grupo parlamentario, Nadal ha insistido en que la decisión de Mascarell es a título personal y que es la mejor demostración de que no existe 'sociovergencia'.

Además de resaltar que no le sabe mal la decisión de Mascarell y que tampoco la interpreta como un gesto de hostilidad hacia el PSC, ha opinado que el nuevo presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha tenido que optar por el "recurso fácil porque ha tenido que buscar fuera lo que no tenía en su casa".

Incomprensión general

Menos comprensivos con Mascarell han sido el resto de grupos de la oposición. La portavoz de ICV-EUiA en el Parlament, Dolors Camats, ha admitido que le cuesta entender cómo Mascarell puede haber trabajado en el primer tripartito y ahora hacerlo en un gobierno de CiU. Desde las filas del PP, su portavoz parlamentario, ve el fichaje de Mascarell como una maniobra pactada entre socialistas y CiU para gobernar conjuntamente los próximos cuatro años. Esto, para los populares, certifica que existe un "pacto tácito" CiU-PSC para que la presente legislatura sea la de la sociovergencia, una tesis que los populares defienden desde que se invistió a Mas como presidente con la abstención de los socialistas catalanes.

Noticias relacionadas

En la misma línea se ha pronunciado el portavoz parlamentario de Solidaritat per la Independència (SI)I, Uriel Bertran, que ha señalado que la incorporación de Mascarell invalida la "transición nacional" que promulgó Mas en su investidura y consolida que Catalunya apostará los próximos años por un proyecto autonomista.

Para el portavoz de Ciutadans, Jordi Cañas, el nombramiento del nuevo titular de Cultura es también un guiño a la sociovergencia, y una decisión "maquiavélica de Mas para hurgar en la hemorragia interna del PSC, un titanic que se está hundiendo partido por la mitad".