Amnistía
Albert Soler

Albert Soler

Periodista

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Libertad para 'El Yoyas'

El exconcursante está acusado de maltratar a su mujer, es decir, a una sola persona, así que es lógico que, al enterarse de las medidas de gracia que se van a conceder a quienes maltrataron a un montón de gente, con mayor motivo pretenda lo mismo para él

Carlos Navarro, 'El Yoyas', en una imagen de archivo del program 'APM?', de TV-3.

Carlos Navarro, 'El Yoyas', en una imagen de archivo del program 'APM?', de TV-3. / Archivo / TV-3

Imagino que en el encuentro donde el gobierno español -no me vengan con que se trata del PSOE- va a sortear amnistías estará también 'El Yoyas', sino en persona, por lo menos representado por un mediador internacional. Carlos 'El Yoyas', huido de la justicia y en paradero desconocido, ha solicitado a Pedro Sánchez “un indulto o una amnistía”, cualquiera de las dos opciones le vale, que no se diga que el hombre no pone facilidades. 'El Yoyas' está acusado de maltratar a su mujer, es decir, a una sola persona, así que es lógico que, al enterarse de las medidas de gracia que se van a conceder a quienes maltrataron a un montón de gente, con mayor motivo pretenda lo mismo para él. Tiene el mismo derecho -si no más- que el Vivales a negociar su perdón.

Sucede que Pedro Sánchez no regala amnistías, eso es de políticos mediocres, sino que las vende, y el bueno de 'El Yoyas' no tiene nada que ofrecerle, ni un triste voto para la investidura fue capaz de proporcionarle cuando era necesario. Por fortuna, 'El Yoyas' ha demostrado sobradamente saber buscarse la vida y, a falta de votos, algo podrá encontrar que le interese al presidente del gobierno. Es cuestión de hablarlo, estoy seguro de que las ganas de Pedro Sánchez de pasar página con todos los reclamados por la justicia son sinceras, y si 'El Yoyas' no tiene escaños que ofrecer, se conformará con un bocadillo de chorizo, una cama donde descansar, una sincera amistad, lo que sea. Gratis no le va a salir a Carlos la amnistía, pero para el presidente español, un pequeño detalle basta, no es necesario ni arrepentirse. Tal vez 'El Yoyas' podría obsequiar a Sánchez, a cambio del perdón, con un ejemplar autografiado del libro de poesía que publicó hace unos años, y que tituló 'Bueno, bonito y barato', presagiando ya a cuánto se iban a vender un día las amnistías en España.

La compraventa de amnistías, eso sí, debería realizarse no en la sosa suiza, sino -ya que al parecer debe ser en un país extranjero- en un zoco marroquí, donde los tira y afloja son constantes. El monarca del aquel país, que mantiene excelentes relaciones con Sánchez, estaría encantado de organizar la reunión en pleno mercado de Marraquech, incluso podría proporcionar un verificador, sea eso lo que sea, que lo mismo suena a pieza del motor del coche que a superhéroe de Marvel, yo qué sé, soy profano en ambos temas. Lo que importa es amnistiar a 'El Yoyas', que por si le faltaran méritos para ello, encima es catalán.