Newsletter
Joan Tapia

Joan Tapia

Presidente del Comité Editorial de EL PERIÓDICO.

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Barcelona cuenta

40 temporada de Ibercamera, exposiciones Miró-Picasso y tres escuelas de negocio entre las primeras de Europa. La ciudad vive un buen momento

Vistas de Barcelona desde el MNAC

Vistas de Barcelona desde el MNAC / Manu Mitru

El sábado este diario dedicó un magnífico especial al paseo de Gràcia que cumple 200 años. La calle es orgullo de la ciudad y por el precio de su metro cuadrado ocupa el puesto 37 en el mundo, por delante de la madrileña Serrano. Es otra prueba de que, pese al 'procés' y a una alcaldesa reacia a bastantes cosas, Barcelona sigue teniendo prestigio internacional y atrae un turismo con gran poder de compra. La ciudad ha superado los complicados últimos 10 años y mantiene, o recupera, el prestigio que conquistó con los JJOO del 92 impulsados por Pasqual Maragall que consiguió el apoyo tanto de la Generalitat de Jordi Pujol como del Gobierno de Felipe González.

Y Barcelona atrae por más cosas que las tiendas de lujo del paseo de Gràcia. Hoy se puede disfrutar de dos grandes exposiciones de arte. La 'Picasso-Dalí', en el cincuentenario de la muerte del pintor malagueño, que tiene lugar a la vez en los dos museos que los dos pintores tienen en Barcelona y que -dato notable- fueron impulsados por los propios artistas, y la de Antonio López en La Pedrera de Gaudí en el mismo paseo de Gràcia. Además de las tan visitadas de CaixaForum y del Museu d'Art de Catalunya en Montjuïc (asignatura pendiente). 

También se ha inaugurado la 40 temporada de Ibercamera, obra de Josep María Prat que trajo y sigue trayendo -y de alguna forma asociando- a pianistas como Sviatoslav Richter y Maria João Pires y directores como Valery Gergiev. Prat fundó Ibercamera sin ninguna ayuda y desde la nada. 

Y el IESE, subiendo este año tres puestos, ha sido seleccionada por el 'Financial Times' como la tercera mejor escuela de negocios de Europa, tras la HEC de París y la London Business School de Londres. Esade salta del puesto 17 al 12 y EADA está entre las treinta primeras. 

Nada de esto pasaría en una ciudad cuesta abajo. Barcelona sigue contando en el mundo, como quería Pasqual Maragall cuando junto a Juan Antonio Samaranch (el ayuntamiento le niega estúpidamente una calle), trajeron los JJOO del 92.