Opinión | Comentario bursátil

Eduardo López Alonso

La bolsa y la vida: Diciembre alcista, inteligencia artificial y bitcóin desbocado

La sesión bursátil de este 1 de diciembre de 2023 se saldó con un alza del 0,82% hasta los 10.140,80 puntos, su nivel más alto desde mayo de 2018 *

Reflejos en la Bolsa de Madrid.

Reflejos en la Bolsa de Madrid. / EP

La sesión bursátil de este 1 de diciembre de 2023 se saldó con un alza del 0,82% hasta los 10.140,80 puntos, su nivel más alto desde mayo de 2018. Un 2% de subida semanal que reivindica a la bolsa como inversión después de unos años marcados más por la discreción que por las burbujas. Tras un noviembre de máximos y el 11,5% de revalorización, el último mes del año empieza con optimismo pese a estar condenado a más incertidumbres que certezas. El tradicional rali navideño, por el que se supone recurrente que diciembre sea un buen mes para la bolsa, se inició por adelantado en noviembre y parece que la recta final del año promete emoción. Este viernes solo bajaron cuatro valores, menos del 1%, mientras que el que lideró la lista en verde fue IAG (2,87%). Los bancos influyeron en el índice general.  

A expensas de políticas monetarias, creciente temor al influjo de la inteligencia artificial en los mercados y cierto mal de altura, los inversores deben tomar partido y decidir carteras y estrategias para el cierre e inicio del año. 

Políticas monetarias

El consenso de los analistas da por finalizada la etapa de subidas de tipos de interés en EEUU y Europa. Pero queda pendiente si las bajadas se producirán en la primera mitad de 2024 o más allá. La evolución de las cotizaciones puede verse influenciada por ello. 

Para Paolo Zanghieri, economista senior en Generali Investments, "la Fed ha terminado con la subida de tipos. El tono duro de la comunicación sigue teniendo como objetivo acallar las esperanzas de un rápido retorno al abaratamiento del dinero. No esperamos el primer recorte de tipos antes de la reunión de junio, y un crecimiento más fuerte obligaría a la Fed a retrasar los recortes hasta bien entrado el segundo semestre de 2024".

El influjo de la inteligencia artificial

El sofisticamiento tecnológico está desde hace años aparejado a herramientas de predicción de tendencias bursátiles. La inteligencia artificial, entendida como herramientas informáticas que por sí misma desarrollan modelos predictivos, hace tiempo que se emplea en la bolsa y fue causa en gran medida de crashes bursátiles en el pasado al automatizarse órdenes de venta en determinadas circunstancias. Crece el temor en los mercados que la automatización de órdenes de compraventa pueda agudizar tendencias, como sucede en los mercados de futuros, en materias primas como el petróleo o otros. Todavía es tema de discusión al que estar atento. 

Mal de altura o nuevas cotas

Si los máximos alcanzados en noviembre fueron solo una etapa para nuevas subidas o el momento adecuado para replantear estrategias es el elemento crucial en cada momento bursátil. Como en las posiciones abiertas de futuros, el inversor debe asumir que puede que los bajistas ganen o lo hagan los optimistas. No hay consenso suficiente, pero se espera que a lo largo del mes se aclaren posiciones. La apuesta bajista puede también dar plusvalías, especialmente contra valores muy revalorizados con respecto a competidores equivalentes. 

Divisas

En cuestión de divisas, elemento importante para las empresas internacionalizadas, la situación actual apunta más al debilitamiento del euro que a su fortaleza con respecto al dólar. Según la Fintech Ebury, si el BCE decide recortar los tipos de interés pronto, una de las consecuencias será el debilitamiento del euro en los mercados internacionales. 

Petróleo

El anuncio de la OPEP+ de reducir la producción para frenar caída de precios del petróleo es un elemento a seguir. Arabia Saudita y Rusia, dos de los mayores productores mundiales de petróleo, son los principales impulsores de la medida, que llega con debilitamiento económico mundial (especialmente China) y presiones para impulsar la electrificación del parque de automóviles. Los países productores ven que sus ventas se van a ir reduciendo de manera progresiva. 

Bitcóin

Sin que sirva de precedente, no se puede obviar la evolución de bitcóin del último año. Las criptomonedas, básicamente bitcóin, parecen salir del criptoinvierno con expectativas de seguir al alza. En el imaginario especulador se baraja la posibilidad de que se revalorice bitcóin hasta los 40.000 dólares. La subida acumulada es del orden del 130% en 11 meses, lo que deja en ridículo cualquier revalorización bursátil. Pero el precio pagado a tanta revalorización es un sinvivir salvo holguras económicas disparatadas. Las expectativas de que Estados Unidos legalice los primeros fondos negociados en bolsa de bitcoin al contado son la clave de una subida inesperada inmune a escándalos y prácticas financieras censurables. La CNMV vigila estrechamente a los propietarios de firmas de compraventa y Hacienda hace lo mismo con los inversores que quieren aflorar sus capitales. Más control para un un mercado todavía en definición. Bloomberg Intelligence espera que un lote de ETF de Bitcoin al contado de EEUU obtenga la aprobación de la Comisión de Bolsa y Valores en enero. De ser así, igual el objetivo de los 40.000 y más allá pueda ser logrado. 

*Este comentario de la evolución de la bolsa a corto plazo pretende combinar los datos del balance de la sesión con opiniones de quien escribe y otras de analistas. En la renta variable influyen múltiples factores que configuran lo que los expertos definen como tendencia previsible, en continuo cambio y cuyo análisis debe ser holístico, global, critico y multidisciplinar. Pero no dejan de ser opiniones.