Opinión | Comentario bursátil

Eduardo López Alonso

La bolsa y la vida: Cierra el mejor mes en tres años ¿invertir ahora o en 2024?

El Ibex 35 termina la sesión de este jueves con un recorte del 0,04% pero con un alza mensual del 11,5% *

Paneles informativos en la Bolsa de Madrid.

Paneles informativos en la Bolsa de Madrid.

La sesión bursátil de este 30 de noviembre de 2023 se saldó con un recorte agónico del 0,04% hasta los 10.058,20 puntos, entre tensiones vendedoras y ganas colectivas de alcanzar nuevos máximos. Noviembre cierra como mejor mes bursátil en tres años (11,5% mensual, 22,23% este año), momento dulce para los inversores y cobijo de regodeo de plusvalías más allá de rácanos depósitos bancarios o aventuras microempresariales en contexto geopolítico complejo. 

El farolillo rojo de la sesión recayó en BBVA (-2,05%), seguido por Caixabank (-1,72%), por recogida de beneficios. Entre los valores con mejor balance diario destacaron Grifols (2,92%), Rovi (2,26%) y Solaria (2,20%).

El dato más relevante de la jornada fue la publicación de la evolución de la inflación en la eurozona. El índice general alcanzó el 2,4%, su nivel más bajo desde junio de 2021 y se aproxima al objetivo del 2%. También la inflación subyacente baja, aunque en menor medida. En términos interanuales el índice general recorta desde el 2,9% al 2,4%, mientras que el índice subyacente baja al 3,6% desde el 4,2% del mes anterior.

Aunque la percepción general del mercado es que la rebaja de tipos está próxima tras la moderación de la inflación, la situación actual invita a pensar según los expertos del banco de inversión Nomura que "el BCE no recortará tasas hasta septiembre de 2024, destacando la importancia de los datos de inflación y las negociaciones salariales de enero/febrero como posibles catalizadores".

El euríbor a 12 meses, el principal indicador al que se referencian las hipotecas en España, cerró el mes de noviembre con una caída de su promedio mensual hasta el 4,022%, frente al 2,828% en el que se instaló en noviembre de 2022. Pero la de noviembre es la mayor caída mensual del euríbor en 11 meses, y se convierte en punto de atención para los inversores.

Factores de influencia

Para Joaquín Robles, analista de XTB, hay que destacar que el mes de noviembre termina en máximos anuales, con una revalorización del 11,5% del Ibex en un mes, que le llevó por encima de los 10.000 puntos por primera vez desde febrero de 2020. Este analista destaca como balance mensual la relajación de las tensiones en Oriente Próximo, la caída de los precios del petróleo y el cambio de tono de los bancos centrales: "Aunque sigue creciendo el conflicto entre Israel y Hamás, no ha sido necesaria la intervención de terceros países, que era el mayor temor de los mercados en un primer momento. Esta situación también ha ayudado a frenar la presión sobre los precios del petróleo, que desde los máximos de mediados de septiembre han caído más de un 15%. La lenta recuperación de China y las perspectivas de un menor consumo a nivel global han ajustado los precios a pesar de los recortes de la OPEP y sus socios". 

Tipos de interés y paradoja

Los analistas se debaten entre el convencimiento de que los tipos de interés tendrán que bajar en 2024 para reanimar la economía y los mensajes contradictorios de los bancos centrales más proclives a no moverlos a la espera de que las tensiones inflacionistas remitan de manera sólida. 

La paradoja es que la bajada de la inflación está generando de manera paralela más dudas, al suponerse aparejada a una mayor debilidad de la demanda y de la economía. ¿Cómo reaccionarán los mercados ante una economía más débil pero con una perspectiva de bajada de tipos? El resultado es un punto de inflexión pendiente lleno de incertidumbres. Los modelos utilizados hasta ahora pueden no haber sido programados con las claves suficientes para avanzar escenarios certeros.

Una bajada de tipos de interés, supondría en teoría alzas en la bolsa y moderación de la fuerza de otras inversiones refugio, como el oro. Pero eso es en teoría. Un debilitamiento de la economía comporta bajadas en la bolsa, ante la perspectiva de menores beneficios empresariales y apuesta decidida por valores refugio. 

Deuda pública y rentabilidad

En este complejo análisis multifactorial, la deuda pública sigue siendo alternativa adecuada para los ahorradores más conservadores, aquellos que esperan hasta la amortización definitiva, pero lo es menos para los que contemplen la posibilidad de venta anticipada. La bolsa quiere reivindicarse y asumir nuevos retos alcistas. Pero se percibe cierta flojera en volúmenes y la apuesta por índices generales quizá no sea la mejor opción. El riesgo gana peso y la inversión concreta en valores será la más compleja, pero aporta mayor rentabilidad potencial. Sin olvidar el argumento del dividendo como complemento a los inversores menos convencidos. 

Retomando el análisis de Joaquín Robles, "los mercados podrían sufrir una ligera recogida de beneficios después de las recientes subidas, aunque todavía esperamos un nuevo repunte hacia un nuevo máximo anual. El Ibex 35 ha permanecido la mayor parte del año entre los 9.200 y los 9.650 puntos. Ahora ha entrado en un nuevo rango entre los 9.650 y los 10.000 puntos, que, de superarlos, tendría en los 10.250 puntos su siguiente objetivo".

*Este comentario de la evolución de la bolsa a corto plazo pretende combinar los datos del balance de la sesión con opiniones de quien escribe y otras de analistas. En la renta variable influyen múltiples factores que configuran lo que los expertos definen como tendencia previsible, en continuo cambio y cuyo análisis debe ser holístico, global, critico y multidisciplinar. Pero no dejan de ser opiniones.