Opinión | Newsletter

Gemma Martínez

Gemma Martínez

Directora adjunta de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Cuando el liderazgo femenino es una trampa

La vicepresidenta Elena Fort, durante su intervención.

La vicepresidenta Elena Fort, durante su intervención. / FCB

Llegar a lo más alto puede ser un regalo envenenado para las mujeres cuyas organizaciones -empresas, partidos políticos o clubes- atraviesan momentos críticos, casi siempre provocados por hombres. Si no, que se lo pregunten a Elena Fort, vicepresidenta institucional del FC Barcelona, responsable del Espai Barça y buen ejemplo de cuando el marrón se lo tienen que comer ellas. Fort ha sido la elegida por el club para responder a este diario de las acusaciones de explotación laboral vertidas por los trabajadores de las obras del Camp Nou. Ella debió pensárselo bien antes de dar la cara por el club y por su presidente, Joan Laporta, al que EL PERIÓDICO quiso entrevistar, sin éxito. Afirmar que «no tenemos 2.000 trabajadores durmiendo en la calle, eso es que la cosas funcionan» o que suplantar la identidad de un trabajador es una «irregularidad leve» no la deja en muy buen lugar.

Fort es un caso claro de las mujeres que ocupan complejos puestos de responsabilidad en tiempos de crisis. Los riesgos a los que se enfrentan en sus organizaciones son elevados. Aceptan porque las oportunidades de promoción que tienen son menores que las de los hombres, aunque saben que sus posibilidades de fracasar llegan hasta el infinito y más allá. Muchas de ellas renuncian o son destituidas tras caer en una trampa que lastra sus carreras para siempre. De romper el techo de cristal a despeñarse por el precipicio con su autoestima en mínimos históricos y con los opositores del liderazgo femenino exultantes.

Las organizaciones se equivocan si recurren a las mujeres solo cuando hay que dar la vuelta a momentos difíciles, confiando en sus habilidades directivas, pero colocándolas en situaciones problemáticas. Duele utilizarlas como solución cuando ya no hay solución, como explica Gloria Lomana, fundadora de 50&50 Gender Leadership en la última entrega de 8M Todo el Año, la apuesta editorial del diario en favor de la igualdad y el empoderamiento femenino.