Opinión | Mayores

Agnès Marquès

Agnès Marquès

Periodista

'Influencer' a los 92

Archivo - FILED - 21 January 2022, Berlin: The icon of the app Instagram is seen on the screen of a smartphone. Photo: Fabian Sommer/dpa

Archivo - FILED - 21 January 2022, Berlin: The icon of the app Instagram is seen on the screen of a smartphone. Photo: Fabian Sommer/dpa / Fabian Sommer/dpa - Archivo

Tiene 92 años, una risa contagiosa, la cabeza le responde y sigue conduciendo, así que solo le faltaba tener una cuenta de Instagram. Se la abrieron sus nietos y bisnietos en abril y ya cuenta con casi 50.000 seguidores. Son casi el doble de los que tiene el president de la Generalitat, Pere Aragonès, y más del 10% de los que siguen a Pedro Sánchez. Sus vídeos, íntegramente en catalán, son espejo de la vida a los 92 en un entorno rural en Catalunya. Cincuenta mil seguidores son muchos. Es la medida de muchos influencers jóvenes crecidos en redes y que parecen tener opinión firme sobre todas las cosas de la vida. A mí me gusta especialmente la relatividad que la @iaiaangeleta, Angeleta Corominas Roca, muestra en los vídeos que le graba su nieto Jordi. Sentido común aplastante y contundencia solo para las cosas aprendidas a lo largo de la vida. Para la experiencia, vaya. De las cosas buenas que tiene ir haciendo años: vivir da matices y una gama de colores que de joven no habías imaginado.

Los de nuestra generación tenemos la suerte de no haber dejado mucha constancia de nuestras inocentes petulancias en las redes sociales, simplemente porque no existían, si no allí estarían. Ahora todo queda grabado, todavía desconocemos con qué consecuencias, pero en esos perfiles públicos también queda la evolución que imprime la vida hasta que llegas a los noventa y dos de Angeleta. Me gusta admirar la pausa antes de sus respuestas. Solo después salen las palabras encadenadas con lucidez una detrás de otra hasta que llega el regalo de la carcajada final. Está bien, muy bien, ver en redes a personas mayores, que personas tan mayores sean 'influencers', que 50.000 personas consideren que la 'iaia' Angeleta tiene algo que ofrecerles. Que admiremos a la tercera edad. Y que de rebote las redes le hayan dado a una persona de 92 años una ilusión nueva. No todo está siempre muy mal en las redes.