ASUNTOS PROPIOS
Núria Navarro

Núria Navarro

Periodista

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Juan del Val, estrella de 'El Hormiguero': "¿Facha peligroso? Soy nieto de republicanos"

El tertuliano se reivindica escritor. Llega el jueves a Barcelona a promocionar su novela 'Bocabesada'

Juan del Val estalla contra Isabel Díaz Ayuso y ataca a Abascal: "Aberrante"

Nuria Roca y Juan del Val destapan este secreto sobre su relación

Juan del Val

Juan del Val / José Luis Roca

Cuando un diputado cita 'El Hormiguero' en el debate de investidura (el miércoles lo hizo Gabriel Rufián desde el estrado), es que, cuanto menos, el programa está incrustado en el imaginario popular. Uno de sus ganchos es Juan del Val (Madrid, 1970) –su sección, 'El polémico', en la que repasa sandeces humanas, es un pelotazo–. Pero sobre todo, además de marido de Nuria Roca, se reivindica escritor. Su último título, 'Bocabesada' (Espasa), va dando zancadas a ser el libro de las Navidades.

Saca un crecepelo y agota existencias.

¡No me habrán dicho veces que haga un libro sobre 'El polémico' de 'El Hormiguero'! Y ya le digo yo que lo reviento. Pero me tengo que tomar en serio.

"El otro día, en una firma, se acercó una señora y me dio la tarjeta del urólogo con el que trabaja. 'Estás en la edad', me dijo"

Aparque la seriedad un momento. ¿Qué le da dentera de las firmas del libro?

Que todo el mundo –y dicho dentro de la broma, ¿eh?– te lleve cosas que no puedes subir a un avión: una botella de vino, un queso en aceite, vinagre... Y el otro día, en Bilbao, se acercó una señora y me dio la tarjeta del urólogo con el que trabajaba. "Es buenísimo –me dijo–. Y tú ya estás entrando en la edad".

A Sonsoles Onega le fue la reina Letizia.

La Reina vino a la Feria del Libro de 2019, hablamos y se llevó mi 'Candela', ¿eh? ¿eh? Seas reina o trabajes con un urólogo, que se acerquen a mí me parece maravilloso. 

"Una especie de casualidad me colocó en 'El Hormiguero', pero yo soy escritor"

¿Se cree lo que le pasa? Empezó de albañil y ha llegado a marca.

A ser un personaje mediático le doy una importancia muy relativa. Una especie de casualidad me colocó en 'El Hormiguero' y, no sé si por mi manera de expresarme, ha funcionado. Pero eso no es lo que yo soy. 

¿Qué es?

Soy escritor. Tengo la necesidad de –modestamente– contar el mundo, y como mejor lo hago es escribiendo. En la tele soy yo, pero estoy incompleto.

"A mí se me puede pillar de muchas maneras, menos huyendo. Y, en cierto modo, sacar de quicio me reconforta"

¿Sabe dónde está su magnetismo?

No estoy pendiente de lo que dirán en las redes sociales. Unos dicen que soy "un bien nacional" y otros, que soy "un peligroso facha", y a mí me da igual. Durante mucho tiempo muchísima gente ha hablando muchísimo sin decir absolutamente nada. Yo voy directo. A mí se me puede pillar de muchas maneras, menos huyendo. Y, en cierto modo, sacar de quicio me reconforta. Aunque no entiendo muy bien que eso ocurra hablando 10 minutos de política a la semana.

Suficientes para inflamar.

No inflama quien analiza lo que sucede, sino el que lo provoca. Hay que ser crítico con el poder. Y no puedo ser igual de crítico con Feijóo que con Sánchez, porque el que manda es Sánchez. Yo le he dado a Feijóo lo que no está en los escritos, porque cuando tiene que rematar el balón a puerta vacía, va y pacta con Vox en València. ¡Los de Vox me odian!

"Mi abuelo paterno estuvo nueve años encarcelado por socialista y el materno pasó dos en un campo de concentración"

Digamos que la izquierda recibe más.

Hay una insultante simplificación de lo que es ser de izquierdas y derechas. Yo puedo contar cómo es mi biografía: vengo de una familia de clase que no llegaba a media y soy nieto de republicanos: el abuelo paterno estuvo nueve años encarcelado por socialista –mi padre le conoció con 12 años– y el materno, que murió dándole yo la mano, estuvo dos años en un campo de concentración. Así que, cuando alguien me da lecciones de izquierdas porque no simpatizó con Sánchez, sinceramente, que se vaya al carajo. He sido votante de PSOE toda mi vida –incluso voté a Podemos en unas europeas– y me meten como si fuera un facha y un machista.

¿Su biografía también le exculpa de eso?

Yo conciliaba cuando no existía aún la palabra. He sido un calzonazos toda mi vida. A mí me parece que la izquierda debe ser crítica con el poder, y luchar por algo que tiene que ver con la lucha de clases, con la diferencia abismal de oportunidades entre el niño que nace en Pozuelo y en el que nace en el Pozo del Huevo. Eso es izquierda y no estar bajo una bandera y tragar. Verá, yo en casa he mamado la sensibilidad hacia los vulnerables: mi madre se ha ocupado toda la vida de la reinserción de presos.

"Yo conciliaba cuando no existía aún la palabra. He sido un calzonazos toda mi vida"

Quizá por eso podría ser menos alérgico a la amnistía...

¿Le digo lo que diremos en seis años? Que esta ley de amnistía no tuvo nada que ver con que se necesitaran los siete votos de Puigdemont, que fue hecha para la convivencia y que los que no estaban de acuerdo eran unos fachas y unos cutres. Ese es e l relato.

Escribe que "las verdades se inventan". ¿No duda?

Yo siempre escribo sobre dudas –estoy construido desde el psicoanálisis–, pero eso es otra cosa.

Dígame una verdad verdadera.

Escribo más de lo que he vivido de lo que he leído. Si hablo de vivir en un pueblo es porque he estado en uno. Si hablo de estar en la marginalidad, la conozco. Si hablo de un trans, yo fui un niño distinto con una sensibilidad distinta. He vivido mucho. Como para callarme a estas alturas.