Opinión | Comentario bursátil

Eduardo López Alonso

La bolsa y la vida: Nuevo presidente y máximo del Ibex desde 2020 *

La bolsa sube el 0,97% hasta los 9.761,40 puntos

Las ganancias del Ibex en la semana llegan al 4,2% y al 18,62% en el año

La Bolsa de Madrid.

La Bolsa de Madrid. / Marcos Villaoslada / Europa Press

La sesión bursátil de este 17 de noviembre de 2023 se saldó con un alza del 0,97% hasta los 9.761,40 puntos, la quinta subida consecutiva y máximo desde febrero de 2020.Y además el día en el que Pedro Sánchez juraba el cargo como nuevo presidente de España ante el Rey tras lograr el jueves la investidura en el Congreso de los diputados. Los mercados premian que no deban repetirse las elecciones. Se abre un nuevo periplo político y la bolsa sigue su marcha alcista ante una recta final de año que para la mayoría de los analistas promete plusvalías. La semana terminó con un alza del 4,2% y las ganancias este año ya son del 18,62%. Solo seis valores del Ibex 35 terminaron con pérdidas, con Acciona al frente (-2,33%), seguida por Cellnex (-1,06%) y Grifols (-0,39%)en modo recogida de beneficios. Las mayores alzas estuvieron con la farmacéutica Rovi (3,48%), la socimi Merlin (3,05%) y Endesa (2,4%). Los valores relacionados con el turismo y el sector de la distribución tienden a convencer en perspectivas, lo mismo que los bancos. Los tipos de interés, el crecimiento y la inflación siguen en el centro de los elementos que van a seguir configurando tendencias.

Pese a que el BCE ha manifestado oficialmente que el organismo se tomará "con mucha calma" el inicio de las bajadas de tipos de interés, los buenos datos de inflación en EEUU invitan a pensar en los mercados que esas rebajas se producirán el año que viene. Desde un punto de vista ortodoxo, si los tipos de interés tienden a bajar las bolsas se verán beneficiadas por la llegada de inversores que buscan niveles de rentabilidad de la inversión más altos. 

Pero ni los horizontes están tan claros ni las recetas del pasado funcionan de la misma manera. Los economistas van a tener reordenar conocimientos y poner en duda axiomas del pasado. Han subido los tipos de interés pero se mantiene el consumo en niveles razonables, la inflación sigue fuerte pese a las políticas del BCE, que parecen ser más efectivas para frenar el crecimiento que la inflación. Se diría que ni las empresas ni los particulares recurren al endeudamiento lo suficiente como para que el alza de tipos afecte sus hábitos de consumo. O quizá es que estos han cambiado lo suficiente para inmunizarse ante políticas monetarias.

Inteligencia artificial y bolsa

La constatación de la importancia que tienen para los mercados de renta variable las tendencias abre también incógnitas en el mismo funcionamiento de los mercados de renta variable. La irrupción de la inteligencia artificial como instrumento predictivo puede ser más amenaza que ayuda. Varios informes analizan estos días qué impacto pueden tener los automatismos de compra y venta en la formación de precios. Ya en el pasado se produjeron 'crashes' como consecuencia de círculos perniciosos causados por herramientas autónomas de venta y proliferación de 'stop loses'. Con la inteligencia artificial al alcance de más operadores las tendencias de cardumen pueden ser interpretadas o utilizadas por terceros de manera poco transparente. Es algo que los analistas miran de reojo y cuyo impacto todavía es difícil de aventurar. Nunca fue la bolsa, y menos debería ser en el futuro, un medio de ahorro generalizado para mayorías. En contextos en los que la formación de precios toma derroteros inescrutables, la prudencia y la mesura deben imperar. 

* Este comentario de la evolución de la bolsa a corto plazo pretende combinar los datos del balance de la sesión con opiniones de quien escribe y otras de analistas. En la renta variable influyen múltiples factores que configuran lo que los expertos definen como tendencia previsible, en continuo cambio y cuyo análisis debe ser holístico, global, critico y multidisciplinar. Pero no dejan de ser opiniones.