Denominación polémica
Carles Vivancos

Carles Vivancos

Analista de política.

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

¿A la rumba catalana no se la puede llamar catalana?

Nuestra rumba es 'mu grande'. Mucho más grande que todo eso y expresa, a la perfección, una forma distinta de ser barcelonés, catalán y español

Concierto de rumba en la fiesta de Gràcia de 2022.

Concierto de rumba en la fiesta de Gràcia de 2022. / JORDI OTIX

No recuerdo haber leído ninguna discusión sobre el chorizo de León, el brandy de Jerez, el queso de Mahón o el vino de Rioja. Es decir, no he visto que nadie discutiera sobre la legitimidad de estos gentilicios que nos ayudan a identificar, con precisión, el producto del ingenio y el esfuerzo humanos aplicados a transformar las cosas y enriquecer nuestros sentidos. 

¿Se imaginan que alguien propusiera eliminar las DO para aquellos vinos basados en la uva tinta fina (también llamada cencibel, tempranillo o 'ull de llebre') y que pasaran a llamarse todos “tinto fino-vino de España” para generar más consenso? Es sabida la importancia que tiene la geografía, física y humana, en cómo se hacen las cosas. Así sucede en la Rioja, la Ribera de Duero, el Priorat y el Montsant. En cada lugar, el vino adquiere un carácter especial. Por la tierra, los cuidados, el clima y las mezclas con otros caldos.

Exactamente lo mismo ocurre con las rumbas africana, caribeña, flamenca y catalana. Cada una de ellas ha nacido de un mestizaje distinto, pero todas están emparentadas entre sí. Esto no significa que nadie pueda negarles su identidad específica.

He nacido y me he criado en Barcelona (en el barrio de Sants, para más señas), también me expreso en la variante barcelonesa del valenciano, que es como llaman a esa habla en el pueblo de mis abuelos. Quizás por ello no tengo la tentación de seguir al Gato Pérez y reclamar la barcelonidad de esta rumba. Prefiero compartir nuestra rumba catalana. 

Como el gran Gato tengo la seguridad que, tal como a la primavera le sigue el verano y más temprano que tarde, la 'Burú Bajaní' ['Tormenta sobre Barcelona' en caló] llegará y será la mejor banda de rumba jamás soñada. Con independencia de la discusión sobre gentilicios. Nuestra rumba es 'mu grande'. Mucho más grande que todo eso y expresa, a la perfección, una forma distinta de ser barcelonés, catalán y español. Y todo eso no le da permiso a nadie para quitarle el nombre.