NEWSLETTER

Albert Sáez

Director de EL PERIÓDICO

Albert Sáez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Otro choque con la España radial

https://www.elperiodico.com/es/economia/20230603/mapa-espana-tren-trayectos-cortos-88247933

Pedro Sánchez escucha a Feijóo en el Senado.

Pedro Sánchez escucha a Feijóo en el Senado. / EP

Los equipos de economía, sociedad e infografía han preparado un informe brutal sobre qué pasaría en España si se aplicase la medida que ha aplicado Francia donde se prohibirán los vuelos interiores en las rutas que exista una alternativa en tren con una duración inferior a las dos horas y media. El resultado es que en el país donde presumimos de tener la mayor red de alta velocidad solo se podrían suprimir cinco rutas para luchar contra el cambio climático y todas con destino o llegada a Madrid. Esa idea de España que impuso Aznar en su momento y que el PSOE mayoritariamente nunca ha cuestionado ha acabado configurando la economía y, por lo tanto, la sociedad y la política del siglo XXI. Los partidos de la periferia, mayoritariamente nacionalistas vascos y catalanes, nunca han presentado una idea alternativa de España como tampoco lo ha hecho Ciudadanos en su década de existencia. Podemos la ha convertido en sinónimo de algarabía y desorden aunque ahora se llame sumar. Lamentablemente, la campaña electoral se centrará en la presunta salvación de España (Sánchez o España, ha dicho Feijóo) pero se trata de unos salvadores que la pretenden inmutable, con lo cual la penalizan a los ojos de muchos españoles. Cierto que hay quienes se quieren ir de esa España radial, pero lo curioso es que nadie les plantee una alternativa. Si de verdad tuvieran la salvación de España como prioridad, lo harían.

En este contexto, hay que aclarar que Madrid es beneficiaria de esa España radial, pero en ningún caso es responsable de ella. No tiene la fuerza, ni demográfica ni política para hacerlo. Acaso puede tener la mediática, y progresivamente va adquiriendo la económica, pero más en base a los servicios adjudicatarios o concesionados del Estado que al dinamismo de las empresas. Hasta ahora, para Madrid todo han sido ventajas en la España radial. Veremos hasta cuándo resiste el incremento constante de población, a costa de vaciar el resto de España, que presiona los precios al alza como lo hace en las zonas turísticas. Los independentistas dan esa batalla por perdida, pero por primera vez en la historia democratica, la primera, la tercera y la cuarta comunidad autónoma más poblada estarán en manos del mismo partido que, posiblemente, también tendrá el Gobierno de España. Veremos qué pasa cuando la tensión no sea entre derecha e izquierda o entre españolistas e independentistas sino entre barones y ministros del PP.