Opinión | APUNTE

Sònia Gelmà

Sònia Gelmà

Periodista

Un verano frío para Mateu

Barcelona 05.04.2023. Deportes. , Mateo Alemany sigue el encuentro junto a Jordi Cruyff y Enric Masip en el palco durante el partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey entre el FC Barcelona, Barça, y el Real Madrid en el Spotify Camp Nou. Fotografía de Jordi Cotrina

Barcelona 05.04.2023. Deportes. , Mateo Alemany sigue el encuentro junto a Jordi Cruyff y Enric Masip en el palco durante el partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey entre el FC Barcelona, Barça, y el Real Madrid en el Spotify Camp Nou. Fotografía de Jordi Cotrina / Jordi Cotrina

La obligación de todo director deportivo es adaptarse a las necesidades y posibilidades de su club. Este fin de semana pasado, Mateu Alemany, director deportivo del Barça, pronosticó con cierto tono juguetón que este próximo sería un “verano interesante”. Su buena predisposición es una grata noticia, aunque sorprendente, teniendo en cuenta que el reto que tiene entre manos es conseguir casar las exigencias deportivas del técnico con la delicada situación económica del club.

Las operaciones quizá suban de temperatura, calienten el entorno, pero Mateu Alemany tiene la obligación de tomar decisiones racionales, de ser frío ante operaciones que van a ser necesarias y quizás en alguna ocasión traumáticas. Las urgencias del club pueden provocar decisiones difíciles de entender en clave de futuro. Quizá por eso, puede ser un buen consejo para barcelonistas acompañar el tinto de verano playero con un balance contable del Barça, ni que sea para evitar úlceras de estómago en pleno agosto.

El argumento de las ofertas

Recuerden que, por lo que se refiere a los números, hace tiempo que ha dejado de ser importante si les gusta más Ansu Fati que Ferran Torres o incluso si consideran que Christensen es un central espectacular que no costó un euro --eso le juega en contra para quedarse. Los argumentos no pasarán por el rendimiento, ni siquiera por su proyección, sino por las ofertas que puedan llegar y el diferencial, positivo o negativo, que puede suponer su salida para las cuentas del club.

Como último factor para entender las decisiones que tome Mateu Alemany, recuerden que los jóvenes valores surgidos de la cantera están en la primera línea de parrilla del mercado. Su venta supone un ingreso neto y son, junto a los jugadores ya amortizados, un caramelo para el mercado. Hace años que el lobo amenaza, y esta vez parece que el cuento se va a cumplir. El Barça va a tener que ser cruel y frío ante las emociones, al menos por lo que a salidas se refiere, las entradas son otro cantar.