Opinión | Contexto

Joan Torras

Profesor de finanzas de EADA Business School.

Joan Torras

Esta vez, David pudo con Goliat

Es prácticamente imposible que experimentemos en España variaciones de precio tan importantes como ha pasado en Estados Unidos con Gamestop

Un hombre pasa frente a una tienda de GameStop de Nueva York, el 27 de enero de 2020

Un hombre pasa frente a una tienda de GameStop de Nueva York, el 27 de enero de 2020 / Reuters / Nick Zieminski

Gamestop es una empresa que se dedica a la comercialización de videojuegos y electrónica de consumo en Estados Unidos. Fundada en Texas, opera en 5.500 tiendas en varios países. Financieramente está atravesando dificultades, y ha reportado unas pérdidas de 500 millones de dólares en 2019. Sin embargo, hemos visto cómo sus acciones experimentaban variaciones importantes de precio. El día 5 de enero de 2021 la acción costaba 17,37 dólares, y el día 27 del mismo mes, 347,51 dólares y este martes 100 dólares. ¿Estamos hablando de una burbuja? ¿Qué ha pasado realmente? GameStop no es un caso aislado, y también está afectando a AMC y otros valores del selectivo americano.

Durante el mes de enero, los 'hedge funds' empezaron a posicionarse, en corto, en este tipo de acciones, buscando grandes beneficios en pocas jornadas. ¿Cómo lo hacen? Básicamente apuestan a que las acciones de una compañía bajaran de valoración, pidiendo prestadas acciones y vendiéndolas inmediatamente, esperando a que en un futuro el precio baje, y las puedan comprar más baratas, para así devolverlas. La diferencia de precios es su beneficio. Aunque parezca mentira, hay posiciones importantes de 'hedge funds' en todos los mercados del mundo, se les llama posiciones en corto, y están detrás de las grandes caídas inexplicables de muchos valores.

Parece que, esta vez, David ha ganado a Goliat, y gracias a la acción coordinada de pequeños compradores minoristas, congregados en el foro de Reddit, coincidieron en salvar GameStop, y viendo las enormes posiciones cortas que tenía que soportar la compañía (apuestas a la baja), decidieron actuar. Empezaron a comprar acciones para forzar lo que se llama un 'short squeeze', que ocurre cuando muchos de estos fondos, que apuestan a la baja, ven que las expectativas de que la acción baje no se cumplirán, los 'hedge funds' entonces compran cuanto antes nuevamente las acciones para así reducir sus pérdidas y devolvérselas al prestamista, cosa que hace que se genere un incremento de valor de la acción debido a la fuerte demanda adicional de compra. Si entonces se mantiene la demanda habitual, se genera una sobredemanda que supone una volatilidad muy fuerte con alzas prácticamente irreales del precio de la acción. Es un poco el juego de tonto el último. Ahora bien, cuando los 'hedge funds' desaparecen y vuelve la demanda normal, las correcciones normalmente también son destacadas.

A diferencia de Estados Unidos, en España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) puede suspender la cotización de una acción, como medida cautelar para proteger a los inversores, cuando entiende que un valor está viendo alterada su cotización por un funcionamiento anómalo del mercado. Me atrevería a decir que es prácticamente imposible que experimentemos aquí variaciones de precio tan importantes como ha pasado en Estados Unidos, primero, porque la CNMV no lo permitiría, y segundo, porque sería francamente difícil conseguir una masa suficiente de compradores minoristas que pudieran condicionar a un 'hedge fund'.