Ir a contenido

Editorial

Competencia en el AVE para mejorar la oferta

La desregulación se verá justificada si atrae tráfico, rentabiliza la red y reduce el precio de los billetes

firma editorial cast

El Periódico

Un tren AVE sale de Barcelona, en una imagen de archivo.

Un tren AVE sale de Barcelona, en una imagen de archivo. / QUIQUE GARCÍA (EFE)

El proceso de desregulación del transporte ferroviario en la Unión Europea, que ya condujo a la escisión de Adif, gestora de las infraestructuras ferroviarias, y Renfe, operadora del servicio, tiene dos fechas en el horizonte: el 2020, cuando se liberalizará el transporte de pasajeros de alta velocidad, y el 2023, cuando será  obligatorio abrir también a la concurrencia el transporte de media distancia y cercanías. Este calendario, establecido en el 2016, tenía como objetivo adaptar mejor el transporte ferroviario a las necesidades de sus usuarios, revirtiendo su pérdida de peso en las últimas décadas frente al transporte aéreo y en carretera.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El Consejo de Administración de Adif abrió este miércoles el servicio en los corredores de alta velocidad españoles a dos nuevos competidores para Renfe, la francesa SNCF y el consorcio integrado por Air Nostrum y Trenitalia. Por de pronto, la oferta de trayectos planteada por Adif y los compromisos adquiridos por las empresas a las que se han adjudicado tres paquetes de servicios a partir de diciembre del 2020 supone un primer beneficio inmediato, un incremento del 65% en la circulación de trenes entre Barcelona, Madrid, Sevilla y València que debería ayudar a rentabilizar la inmensa inversión realizada en infraestructuras en los últimos años en España. E implicará, como ya han reconocido las compañías aéreas, un replanteamiento en su oferta de vuelos en estos recorridos. Favorecer la competencia del tren en estos trayectos de media distancia es probablemente una de las iniciativas con mayor viabilidad a corto plazo cuando se plantea la racionalización del sector de la aviación comercial para contribuir al descenso de las emisiones de gases causantes del calentamiento global.

Los adjudicatarios, aunque han anunciado su propósito de aplicar nuevos formatos 'low cost', aún deberán acabar de especificar sus propuestas comerciales. Los objetivos de la apertura a la competencia ferroviaria se verán justificados si la concurrencia y el aumento de la oferta implican efectivamente el abaratamiento del servicio prometido.