Ir a contenido

El tablero catalán

Fachada del Parlament de Catalunya, esta mañana.

La chistera de la CUP

Emilio Pérez de Rozas

¿En serio asistiremos, de nuevo, a otra 'muerte súbita' al estilo de la de Artur Mas?

Perdón, porque, tal vez, en este país llamado Catalunya igual ya hay que empezar a pedir perdón por determinadas preguntas. La cuestión es: ¿después de todo lo que ha ocurrido, después de todo lo que está pasando, después de tanto ruido y desgobierno, de tanto daño como nos hemos inflingido, de la huida de miles y miles de empresas, seguimos sin presidente, ni siquiera candidato?

Perdón, ¿de verdad me están contando que tampoco esta vez nos sirve el presidente (o presidenta) que hemos escogido, aunque ni siquiera sea el candidato/a más votado/a? ¿En serio asistiremos, de nuevo, a otra 'muerte súbita' al estilo de la de Artur Mas y alguien, la CUP, quién sabe, se sacará un nuevo conejo (por decir algo) de la chistera como presidente?

Perdón, ¿va en serio que vamos a volver a crear, de la nada, del compadreo, de la lucha de poderes entre los políticos que han dejado de gobernarnos desde hace años, un candidato-presidente desconocido, casi no votado (como ya lo fue el huido), para que presida la Generalitat?

¿Quién será?

Perdón, ¿me están contando, en serio, que no hemos aprendido nada de todo lo que ha ocurrido y, a días (bueno, la verdad es que la fecha hace ya mucho que ha caducado) de la nominación del presidente seguimos sin saber quién será?

Perdón, ¿es posible que alguien se crea que de la próxima chistera (o de la misma) o de cualquiera de los cubiletes del trilerismo independentista va a salir algo mejor (peor ¡imposible!) que el mesiánico 'president' escapista?

Y un último perdón, ¿no tendría algo que decir la ganadora a los 1.102.099 catalanes, que la votaron para presidir Catalunya o ella también está a la espera de que la CUP (o quien sea) baje de las montañas llevando a hombros al siguiente desconocido/a que nos gobierne?

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

No hace falta buscar culpables. Somos todos. Desde Bruselas a Canarias, como dice ese curioso jefe de prensa, pasando por Madrid y Barcelona. Es posible que muchos piensen "¡es la política, imbécil!" pero la verdad es que se trata de seguir mareando la perdiz mientras Catalunya continúa hundiéndose como el 'Titanic' (que era). Y hace tiempo que la orquesta ha dejado de tocar. ¡Qué bajo ha caído el cargo! ¡Qué poco honorable quien lo ostente!

0 Comentarios
cargando