01 dic 2020

Ir a contenido
Uno de los poemas de Kavafis.


Hoy llegan los bárbaros

Ricard Ruiz Garzón

"¿Qué esperamos todos, reunidos en el foro? / Es que hoy llegan los bárbaros". Están llegando ya, los tenemos ahí, en esas viejas fronteras, tras esos nuevos muros, arrastrádose como bárbaros que son desde sus bárbaros países de origen. Ni siquiera son humanos, son cifras, datos, titulares, refugiados, flujos migratorios, argumentos de voto. Qué bárbaro, lo de los bárbaros.

Pero ya vienen, ¡dad la alarma! "Llegan hoy", qué miedo, igual que en el extraordinario poema de C. P. Cavafis que Reino de Cordelia acaba de editar, ilustrado, en traducción de Luis Alberto de Cuenca: 'Esperando a los bárbaros' (en catalán existe la traducción de Carles Riba, en los 'Poemes' que también acaba de lanzar Edicions del Cal·lígraf). Podrían leerlo, aprender de la historia, del arte, de la poesía, la gente del foro podría leer ese librito y comentarlo, pero es más fácil ceder a ese miedo espoleado, alimentado, bochornosamente instrumentalizado.

¿Cómo ponerse a leer? ¡Si llegan los bárbaros! Y eso que el libro es breve, nada, unos versos y dibujos. Porque ya puestos, qué locos, el foro podría escuchar a Zygmunt Bauman, el maestro polaco, que en vez de aullar con el resto se ha metido a estudiar el tema con lucidez en el imprescindible 'Desconeguts a la porta de casa' publicado por Arcadia (castellano en Paidós). Pero es que Bauman cita a Esopo, a Kant, a Kafka, a Hobsbawm, y contrapone hostilidad y hospitalidad, y dice que solo hay dos vías, una "hacia el bienestar cooperativo" y otra "hacia la extinción colectiva". Pobre Bauman, diciendo cosas sensatas cuando llegan los bárbaros.

Porque llegan, aunque Mathias Enard no los llame así, aunque se disfrace de orientalista y se empeñe en recordar nuestra deuda con ellos en el Goncourt 'Brújula', sencillamente el libro del año, una obra maestra, un novelón descomunal. Llegan, sí, y en la editorial Icaria no dejan de analizarlo, con 'Cartas sirias desde Grecia', con su 'Disparen a los refugiados', con tantos títulos necesarios que nos distraen, árboles tapando el bosque, de lo importante. De la llegada.

¿Lo veis? De tanto hablar, ya han llegado, los bárbaros, hoy mismo. Ahí los tenemos, en casa, muchos de ellos gobernando. ¿Los bárbaros? No hace falta esperar: somos nosotros.

Temas Poesía Libros