Ir a contenido

Al contrataque

Maletines políticos

Jordi Évole

¿Cómo puede el PP encabezar las encuestas con el 'mobbing' que ha hecho al Estado del bienestar? ¿Le ha dado un maletìn al CIS?

La semana pasada se habló mucho de maletines futbolísticos, pero no han pillado ni uno. No me extrañaría nada que los maletines estuvieran en otros partidos: los políticos, que ahora van sobrados de dinero tras ser incapaces de pactar un recorte en los gastos electorales. Y me parece que quien mejor está invirtiendo la pasta es el PP. Por eso no descarto que un señor del PP le haya dado a uno de Podemos un maletín lleno de sobres. El estoc Bárcenas. En cada sobre, mil euros. Tarifa Rita Barberá. La finalidad: lograr que Iglesias se alíe con Garzón para fastidiar al PSOE. Pues ya han alcanzado un acuerdo. Y Sánchez ha reaccionado. Para que nadie dude de que el PSOE forma parte de la nueva política, el líder socialista ha fichado caras nuevas: Margarita Robles y Josep Borrell. El PP se descojona. Y de paso, el ministro en funciones con vistas al exterior, Margallo, ha admitido sin inmutarse que con la política de austeridad «nos hemos pasado cuatro pueblos». Se rumorea que el quinto pueblo considera al ministro corto de vista por no haberlo incluido.

Pero al PP le da igual, porque sigue liderando las encuestas del 26-J. ¿A quién le importa que un estudio del BBVA indique que tres millones de españoles han bajado de categoría y ya no son clase media? Imagino que alguien habrá pensado: «Con este PSOE, si en vez de Rajoy el presidenciable fuera una ameba también podría ganar el PP». Pese a este panorama, los socialistas ni siquiera han aceptado pactar con Podemos-IU una lista al Senado. Sánchez no quiere ver ni en pintura a la izquierda que él llama extremista. Ha decidido quedarse en el centro, un centro que, según los sondeos, no pinta que pueda gobernar en solitario. Igual porque los problemas del país no son moderados sino extremos. El PP se descojona. Sánchez, el del medio de Los Chichos. Ni chicha ni limoná. Rumba a lo desconocido, como dice Estopa.

Segunda vuelta a España

Por otra parte, tampoco descarto que uno del PP haya entregado un maletín en el Ayuntamiento de Barcelona. La finalidad: lograr que el PSC pacte con Ada Colau para jorobarlos a los dos. Pues ya hay acuerdo. Y rápidamente algunos han subrayado que Colau había criticado a los socialistas y que los socialistas se han aliado con la izquierda más común a Podemos, partidaria del derecho a decidir. El PP se descojona. Y eso que los populares, cuando les conviene, lo apoyan todo. Por ejemplo, al socialismo en Tarragona y a Podemos en un municipio extremeño. Y tan panchos, porque siguen liderando las encuestas de la segunda vuelta a España. No es ciclismo, pero al PP le va sobre ruedas. Nadie se escapa del pelotón de las incoherencias, pero el pelotón lo encabeza Margallo: tras admitir que habían sido demasiado austeros, matizó que el Gobierno ha «rozado la santidad» con los recortes. ¿Cómo pueden encabezar las encuestas con el mobbing que han hecho al Estado del bienestar? ¿Le han dado un maletín al CIS?

0 Comentarios
cargando