Opinión | Gente corriente

Gemma Tramullas

Periodista

GEMMA TRAMULLAS

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Xavier Giralt: «Un robot tiene que portarse de forma agradable»

Entrenador de robots. Este joven investigador intenta mejorar las relaciones entre el ser humano y la máquina.

Xavier Giralt

Xavier Giralt

Se pasa horas haciendo cálculos complejísimos para lograr justamente lo contrario, que un robot sea lo más sencillo posible de manejar y no haya que ser ingeniero para hacerlo funcionar en casa. Investigador del Institut de Bioenginyeria de Catalunya y doctorando por la Universitat Politècnica (UPC), trabaja con robots que no tienen cara ni nombre, pero a los pocos minutos los replicantes deBlade Runnerya se han colado en la conversación.

-¿Qué hace este robot que tiene aquí en el laboratorio?

-Lo entreno para que ayude en procesos de rehabilitación. El objetivo de lo que hacemos es lograr que el paciente se recupere mejor y más rápido mediante la introducción de robots en los procesos de recuperación. Pero este robot también tiene otras aplicaciones, como asistir al cirujano en la mesa de operaciones.

-¿Ha dicho entrenar? Parece que hable de un ser humano.

-Yo estudio el comportamiento de los robots en su interacción con las personas. Si queremos que los robots nos ayuden en casa, en el trabajo y en el entretenimiento, tienen que portarse de forma agradable de cara a los humanos.

-¿Agradable? Me recuerda a Robbie, el robot-canguro que Asimov retrató en Yo, Robot. ¿Dejaría a su hijo en manos de un robot-canguro?

-¿Por qué no? La duda está en cómo evaluamos a un canguro. Seguramente uno de los criterios sería su capacidad de salir airoso ante una situación de accidente o de riesgo. Si conseguimos que un robot tenga las mismas o mejores capacidades que un ser humano para reaccionar ante una situación así, por supuesto que lo dejaría.

-Pero un robot no explica cuentos.

-Sí que lo hacen. Hay robots comunicadores que acompañan a los visitantes en los museos y dan todo tipo de explicaciones sobre las obras.

-Vaya.

-Hay gente estudiando qué pasará cuando la inteligencia artificial, que evoluciona mucho más rápido que la nuestra, alcance el mismo nivel que la humana. El momento de la aparición de este humanoide se denominasingularidady este grupo estudia cómo preparar a la sociedad para que lo entienda como una oportunidad y no como una catástrofe.

-¿Estamos cerca de ese momento?

-No lo sé, no estoy seguro de que sepamos evaluar bien la inteligencia artificial.

-¿Qué quiere decir?

-Hemos sido capaces de crear programas que pueden ganar al mejor jugador de ajedrez. Son máquinas muy inteligentes, pero si les dejas ver que estás triste jamás se acercarán a darte un abrazo. Entonces, ¿son tan inteligentes?

-Lo mismo ocurre con los humanos. Lo planteóBlade Runner en el cine.

-Cierto. La inteligencia humana es tan compleja y profunda que es muy complicado prever si quedan 5 años o 50 para lasingularidad.

-¿Usted tiene robots en casa?

-Soy el equivalente del chapucillas del mecánico. No tengo robots comerciales, pero si quiero un circuito para que se encienda el agua del acuario, lo hago yo mismo.

-¿De dónde le viene esa inquietud?

-Cuando era pequeño, jugaba muchísimo con Lego Technic y siempre me ha gustado construir cosas que se muevan. Esto fue lo que me llevó a estudiar ingeniería.

-Y de ahí a la robótica.

-Hay otro tema que me interesa mucho, lo que en inglés se llamahuman enhancement, que sería dar poderes sobrehumanos gracias a la tecnología, como enLa mujer biónica.

-Recuerdo la serie. La pasó TV-3.

-Podemos diseñar una prótesis para que una persona discapacitada vuelva a caminar, pero también podríamos diseñarla para que pudiera correr más allá de la capacidad humana. ¿Dónde está el límite? El departamento de Defensa de Estados Unidos está creando exoesqueletos que permiten a los militares caminar días y días cargados con muchos kilos sin cansarse.

-¡Uf! Eso ha sonado a Terminator.

-El límite está en el uso que se haga de la tecnología; es un tema polémico. Aquí la UPC ha cambiado sus estatutos renunciando a proyectos de investigación con fines militares.

-¿Se imagina la sociedad del 2050?

-La robótica avanza a una velocidad brutal. Estamos viendo una explosión del uso de robots en el día a día pero esto no ha hecho más que empezar. Estamos cerca de una sociedad altamente robotizada.