arte

'Llibertats perdudes': miradas solidarias

Fotógrafos como Samuel Aranda y Joan Guerrero y personajes públicos como Jordi Cuixart y Ada Colau unen sus imágenes y sus textos en 'Llibertats perdudes', a beneficio de Open Arms

Sonia Gutiérrez

Entre rejas. «Nunca podrán encarcelar las ideas»: Jordi Cuixart, uno de los líderes independentistas en prisión, pone texto a esta imagen de Joan Guerrero.

Entre rejas. «Nunca podrán encarcelar las ideas»: Jordi Cuixart, uno de los líderes independentistas en prisión, pone texto a esta imagen de Joan Guerrero.


Hacen falta grandes dosis de esperanza para cambiar las injusticias. Para actuar y creer que, a pesar de todo, otro mundo es posible. Por eso, aunque el fotógrafo Joan Guerrero afirma que vivimos una «época desesperanzada» porque «vamos hacia atrás», en realidad a él no le ha vencido la desesperanza. Ni a él ni al resto de fotógrafos que se han unido en Catalunya Mirades Solidàries, una asociación sin ánimo de lucro que defiende los derechos humanos con armas tan poderosas como la imagen y la palabra. Su primera actividad es la exposición 'Llibertats perdudes', cuyos beneficios irán destinados a la oenegé Open Arms y que cuenta con el apoyo de destacados nombres de la sociedad civil.

Sin discriminación. Una cama vacía fotografiada por Maika Valencia, junto a la reivindicación de Josep Tabernero, director del Institut d’Oncologia del Vall d’Hebron, de que el mundo sea maravilloso «para todos sin exclusiones».

'Llibertats perdudes'

Galeria Valid Foto BCN Buenaventura Muñoz, 6
Horario: de martes a viernes, de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas. Sábado, de 11.00 a 14.00 horas
Hasta el 6 de marzo
Entrada libre

La muestra reúne unas 60 imágenes de fotógrafos como Samuel Aranda (que aporta la ganadora del World Press Photo), Kim Manresa, Julio CarbóAnna Bosch o el propio Guerrero, que preside la asociación, acompañadas de textos de personajes como Jordi CuixartAda ColauMiquel BarcelóJosep Maria Pou y Carme Ruscalleda, entre otros. Imágenes y palabras que apelan a la libertad, a la solidaridad y, en definitiva, a la vida. Como curiosidad, puede verse la faceta fotográfica del extécnico del Barça Ernesto Valverde.

La libertad. Ernesto Valverde fotografió este paisaje holandés en el 2011, que sirve para ilustrar el sentimiento de libertad con palabras del periodista Joan Domènech.

Lograr que cada foto tuviera su manuscrito ha llevado «un trabajo enorme» pero al final «nadie ha dicho que no», explica Guerrero. El objetivo último, además de recaudar fondos, es concienciar. La fuerza de una imagen puede cambiar la mirada de la gente, más aún si va junto a un texto igual de potente, opina Guerrero, que añade que hay que ser buena persona antes de ser buen fotógrafo. Pues aquí los tienes: un puñado de buenas personas que, además, son excelentes fotógrafos.

A la izquierda, David y José Muñoz, de Estopa, imaginan un diálogo optimista en esta foto de Laura Guerrero. A la derecha, un niño víctima de la guerra de Kosovo, retratado por Julio Carbó, junto a un texto poético de Miquel Barceló.