Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

CINE

6 directores que se copiaron a sí mismos

Sebastián Lelio se dio a conocer con 'Gloria' (2013), historia de una mujer de mediana edad que busca su lugar en el mundo. Ahora que estrena el 'remake' 'Gloria Bell', recordamos a otros cineastas que hicieron dos veces la misma película

Nando Salvà

Fotograma de la película Gloria Bell, protagonizada por Julianna Moore.

Fotograma de la película Gloria Bell, protagonizada por Julianna Moore.

Para los que la han producido, y que lógicamente esperan ganar todo el dinero que puedan con ella, 'Gloria Bell' es una apuesta segura. Se trata del 'remake' de una película chilena que triunfó en festivales de todo el mundo, 'Gloria' (2013) –historia de una mujer madura que afronta con zozobras el paso del tiempo y la ardua búsqueda del amor–, y está protagonizada por una actriz célebre y aclamada, Julianne Moore. ¿Cómo no va a funcionar?

Gloria Bell

Comedia / Drama
EEUU / Chile, 2019
Reparto: Julianne Moore, John Turturro, Michael Cera, Rita Wilson 
Dirección: Sebastián Lelio

Más difíciles de interpretar son los motivos de Sebastián Lelio, que dirigió aquella obra original y ahora ha dirigido la versión estadounidense. Considerando lo mucho –pero mucho– que ambas se parecen, queda descartado que le hayan movido criterios de evolución artística; es más probable que decidiera encargarse él mismo de dirigir el 'remake' para evitar que acabara haciéndolo algún otro director. Lelio está lejos de ser el primero que repite la misma película dos veces. Lo que sigue es un repaso de algunos de los cineastas que, por diferentes razones, lo hicieron antes que él.

1. Funny games (2007)

Michael Haneke rodó 'Funny Games' (1997) para criticar el placer que el público siente al contemplar violencia y sadismo en pantalla. Diez años después decidió repetir el filme plano a plano, aunque en inglés y con estrellas de Hollywood, para que el mensaje hiciera sentir culpables a más espectadores. La nueva versión fue un fracaso.


2. Los diez mandamientos (1956)

La obra más famosa de Cecil B. DeMille es un 'remake' de la película que él mismo dirigió en 1923. Si aquella primera versión de la historia de Moisés había gozado de un éxito financiero razonable, la segunda triunfó de forma monstruosa. Si se tiene en cuenta la inflación, ocupa el séptimo lugar entre los títulos más taquilleros de la historia.


3. El hombre que sabía demasiado (1956)

Como le confesó una vez a Truffaut, Hitchcock consideraba que su thriller 'El hombre que sabía demasiado' (1934) era propio "de un aficionado con talento". Por eso lo rehizo. Revisó el guion, afiló los diálogos, llenó la trama con más nudos y usó la canción 'Que Sera, Sera' como motivo argumental.


4. Heat (1995)

En 1989, Michael Mann dirigió el telefilme 'Corrupción en Los Ángeles', una intriga criminal de 90 minutos llena de buenas ideas pero lastrada por la falta de medios. Años después, sin corsés presupuestarios ni límites de metraje, tomó aquella materia prima y la convirtió en una obra que ha influenciado todo el cine policial posterior.


5. Secuestrada (1993)

El cuarto largometraje del holandés George Sluizer, 'Desaparecida' (1988), fue aclamado como una obra aterradora. Entonces Hollywood lo contrató para que rodara un 'remake' en Estados Unidos y le impusieron varios cambios en la historia, entre ellos un final feliz que arruinaba la sensación de miedo y amenaza que había creado el primer filme.


6. El grito (2004)

La primera película que Takashi Shimizu dirigió en Hollywood es la versión estadounidense de 'La maldición' (2002), relato sobre un virus asesino con el que se había dado a conocer internacionalmente años antes, en pleno auge del cine de terror japonés. Resulta difícil quedarse con una de las dos: la nipona es incomprensible y la americana es un sopor. 

Temas: Cine