cine

'Hereditary': el terror es esto

La ópera prima de Ari Aster toma elementos de 'El resplandor', 'El exorcista' y 'La semilla del diablo' y, aun así, se las arregla para ser una película de terror rabiosamente original

Nando Salvà

'Hereditary': el terror es esto

No es una mera película de miedo sino, más bien, puro terrorismo emocional. 'Hereditary' se te mete bien adentro del cerebro, agazapada, lista para asustarte la próxima vez que te quedes solo en casa o que –peor aún– celebres una comida familiar. Y es que, como las mejores ficciones de su género, la ópera prima de Ari Aster usa lo sobrenatural para examinar miedos muy prosaicos: por un lado, la pérdida de un allegado y nuestro modo de procesarla; por otro, todas las cosas malas que heredamos de nuestros progenitores, tan malas que lo suyo sería considerarlas maldiciones.

La película se abre con un funeral, en el que Annie (Toni Collette) se despide de la madre que le ha infligido años de abuso mental. Ni ella ni su marido, Steve (Gabriel Byrne), ni su hijo adolescente, Peter, parecen demasiado dolidos; su hija pequeña, Charlie, sí se muestra más afectada. No tarda en quedar en evidencia que, tal vez, el espíritu de la fallecida aún resida en el hogar familiar.Y, poco después, algo terrible sucede; tan terrible que, en ese momento, es probable que te preguntes si de verdad quieres seguir viendo la película. Un consejo: sigue.

Hereditary

Terror
EEUU, 2018
Reparto: Toni Collette, Gabriel Byrne, Alex Wolff, Ann Dowd
Dirección: Ari Aster

A partir de entonces, Aster toma elementos típicos del cine de terror —una casa quizás encantada, un espíritu con sed de venganza— y los maneja con tanta sofisticación emocional que parecen salidos de fábrica. En cualquier caso, la película se toma su tiempo antes de asaltarnos con el tipo de escenas que solemos considerar terroríficas. Y, entretanto, nos adentra en la familia y nos hace partícipes del dolor que sus miembros sufren. Y comprendemos no solo que algo horrible está a punto de ocurrir, sino también que el horror ha estado pudriendo a estas personas desde hace tiempo.

LABERINTO CLAUSTROFÓBICO

Poco a poco, van acumulándose enfrentamientos personales y quebraduras emocionales. Y la gran virtud de 'Hereditary' es su capacidad para establecer y nutrir escena a escena una atmósfera de amenaza en el interior de la casa, transformando sus estancias en un claustrofóbico laberinto de largos pasillos y desvanes crepitantes, poblado por figuras inmunes a las leyes de la física. 

El resultado son dos horas de metraje llenas del tipo de terror capaz de conseguir que todo el público de un cine se quede al unísono con la boca abierta. El tipo de terror que te hace necesitar un abrazo de tus seres queridos y, quizá, una llamada a mamá para decirle que la quieres. El tipo de terror que posiblemente te haga empezar a dormir con las luces encendidas.
 

LO+

Su negativa a recurrir al susto fácil.

LO-

Que será malentendida por los amantes del susto fácil.

Temas Cine