Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

diversión en la Barceloneta

Ethniko: párate ante este semáforo

No te preocupes, que nadie va a pitar. Porque este establecimiento 'cool' sirve platos sanos y estéticamente muy resultones como el humus de tres colores

Ferran Imedio

El ’semáforo’ de Ethniko es humus de remolacha (rojo), cúrcuma (ámbar) y albahaca (verde).

El ’semáforo’ de Ethniko es humus de remolacha (rojo), cúrcuma (ámbar) y albahaca (verde). / FERRAN IMEDIO

Seguro que alguna vez te has saltado un semáforo. Ni que sea apurando hasta el último destello del ámbar. Y seguro que ante este te pararás, y te estarás un rato contemplándolo. No te preocupes, nadie te pitará para que sigas avanzando porque ya no estarás al volante, sino en la mesa de un restaurante. De Ethniko, en concreto. Y sin cinturón de seguridad ni nada que te impida moverte como tú quieras para meterle mano a este plato estrella de la casa. En realidad, son tres humus: de remolacha (rojo), de cúrcuma (ámbar) y de albahaca (verde), que se acompañan de pan de pita caliente y crudités.

Ethniko

Paseo de Joan de Borbó, 74
Teléfono: 93 522 19 77
Precio medio (sin vino): 25 €
https://ethnikobarcelona.com/

No es el único hit de este establecimiento cool de la Barceloneta, cuya terraza está a escasos metros de la playa (paseo de Joan de Borbó, 74). El carpacho de calabaza, otro plato que entra por los ojos, combina sobre las láminas de la hortaliza fresas, anacardos garrapiñados, champiñón, queso de cabra deshecho, crema de aguacate y pesto de albahaca. Son dos buenos ejemplos de la cocina que propone Ethniko: sana, divertida, estética, a veces sorprendente...
Fíjate en el pulpo. Cuando todo el mundo te lo sirve en un plato, aquí lo brasean y lo cuelgan de un pincho, a modo de espeto, con trocitos de cebolla, pimientos y tomate, y con un puré de patata violeta, verduras salteadas y aceite de pimentón. 

'Cheese cake' de aguacate

Lo mismo hay que decir del 'cheese cake' de aguacate, invento que premia el atrevimiento porque funciona. Las galletitas del fondo del vaso aportan el contraste crujiente a un postre cremoso coronado con refrescantes daditos de piña.

La oferta de Ethniko no es solo gastronómica porque también es un club nocturno, con una sala donde tomar copas mientras suena la música que pincha un disc jockey (de miércoles a domingo, está abierto hasta las 5 de la madrugada). Y ahora qué, ¿te vas a parar ante su semáforo?
 

Temas: Restaurantes