Película sobre el humorista

David Trueba y David Verdaguer: "Eugenio iba a la contra porque los catalanes no eran los graciosos"

David Trueba destapa los años más desconocidos de Eugenio en 'Saben aquell'

Eugenio, el catalán serio que hizo reír a España

Los 10 mejores chistes de Eugenio: "Saben aquell que diu..."

David Trueba y David Verdaguer

David Trueba y David Verdaguer / ELISENDA PONS

Marisa de Dios

Marisa de Dios

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Antes de ser Eugenio, el humorista de gesto impertérrito que provocaba carcajadas mientras se bebía una copa y se fumaba un cigarro, el hombre vestido de negro que siempre empezaba sus chistes con la inolvidable muletilla 'Saben aquell...' fue Eugeni, un joyero que nunca se imaginó que podía llegar a convertirse en uno de los referentes cómicos de varias generaciones de españoles. El "catalán soso que hace reír", como lo describía la prensa en sus inicios, llegó a los escenarios a través de la música, ya que se recorría los locales barceloneses cantando con su mujer, Conchita. No fue hasta que su esposa tuvo que ausentarse para cuidar a su madre enferma que no se dio cuenta de que podía ganarse la vida contando los chistes con los que amenizaba la espera del público entre actuación y actuación.

Fueron esos años en los que se forjó el personaje que casi se comió a la persona en los que se ha centrado David Trueba para desarrollar 'Saben aquell', la película biográfica de Eugenio que llega a los cines el próximo 1 de noviembre. Con guion del propio Trueba a partir de unos textos de Albert Espinosa basados en dos libros de Gerard Jofra, hijo del cómico que ejerce aquí como asesor e incluso hace un 'cameo', el filme abarca la biografía del humorista catalán desde 1967 hasta 1980, justo cuando empezaba a disfrutar del éxito profesional pero su vida personal quedaba marcada por una desgracia como la muerte de su mujer.

"Uno de los defectos de cuando se hacen películas biográficas es querer contar toda la peripecia vital de alguien. En este caso, en esa década en la que él pasa de trabajar en un taller de joyería a acompañar a su mujer en la música y de pronto, contar chistes, creo que está resuelto todo", justifica Trueba, que está convencido de que Eugenio tendría hoy en día el mismo éxito que antaño.

"Yo nunca había visto una construcción tan clara de un personaje por su manera de contar los chistes. El éxito de Chiquito de la Calzada no era su material, sino ese personaje estrafalario que la gente amaba. Eugenio era un estilo opuesto, un tipo serio, sin expresión, pero al que la gente amaba por lo mismo", reflexiona el cineasta, que confió para el papel principal en David Verdaguer, un actor que se considera "un friki de los humoristas: Martes y Trece, Tip y Coll, Monty Phyton..." Y, por supuesto, Eugenio.

Arranca el rodaje de 'Saben aquell', escrita y dirigida por David Trueba y Albert Espinosa

Arranca el rodaje de 'Saben aquell', escrita y dirigida por David Trueba y Albert Espinosa / Warner

"Lo conocía bien, y ahora lo he visto mucho más. Me obsesioné, pero Trueba me sacó la obsesión. Me decía: No imites, capta la energía. Da igual si en ese momento levanta una ceja o fuma más", rememora el protagonista, que llegó a aprenderse 60 chistes del humorista para ir calentando a los figurantes cuando preparaban las secuencias sobre el escenario.

Prótesis de nariz y de culo

"En aquella época de cuentachistes graciosos, él iba a la contra porque los catalanes no eran los graciosos", señala Verdaguer, que tuvo que llevar una prótesis de nariz (y hasta de culo) para mimetizarse con el cómico. El resultado es brillante, y el actor se convierte en un calco del original.

Aunque en 'Saben aquell' se recrea la vida de un humorista que marcó a la España de la transición, que nadie se espere una comedia de carcajadas. Aquí las risas solo las provocan los chistes. "La mayoría de vidas de los cómicos son de todo, menos comedia", resalta Verdaguer.

Arranca el rodaje de 'Saben aquell', escrita y dirigida por David Trueba

Rodaje en catalán

La película es un drama y la historia de amor "triste y bonita" entre Eugenio y Conchita. Una mujer clave en la vida del humorista, y en el filme. "La película es también el retrato de las parejas de aquel tiempo, de la imposibilidad de compartir las cosas buenas, porque vas a diferentes ritmos. El reloj biológico de Conchita se paró muy pronto y su ausencia condicionó la vida de Eugenio", reflexiona Trueba, que desde el principio tuvo claro que una cinta como esta tenía que rodarse, prácticamente en su totalidad, en catalán.

"No solo porque Eugenio hizo de su acento una de sus características, sino porque Conchita, a pesar de que era de Huelva, hablaba el catalán perfectamente, y hasta cantaba en ese idioma. Y era necesario dar esa credibilidad a la historia", sentencia el cineasta.