DIRECTORA HOMENAJEADA EN SITGES

Mary Lambert: "Cuando dirigí los primeros vídeos de Madonna, me limité a capturar a la gran artista que era"

Una de las Màquinas del Temps de este año es para la directora de 'El cementerio viviente', célebre también por sus icónicos vídeos para Madonna o Janet Jackson

La imparable ola de cine coreano regresa con fuerza al festival de Sitges

Paco Plaza: "Si algo me impulsa a hacer películas es poder estrenarlas en Sitges"

La directora Mary Lambert en el Meliá Sitges

La directora Mary Lambert en el Meliá Sitges / JOAN CORTADELLAS

Juan Manuel Freire

Juan Manuel Freire

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Tras formular las bases del videoclip en piezas para Madonna (del mítico 'Like a virgin' al no menos mítico 'Like a prayer') o Janet Jackson, la directora Mary Lambert llamó la atención también en el cine con 'El cementerio viviente', uno de los éxitos sorpresa de 1989 y cinta de culto instantáneo. También se encargó de su secuela, atrevida comedia de terror que algunos consideran superior a la primera. Lambert ha visitado Sitges para recoger una Màquina del Temps en reconocimiento por su trayectoria. 

En los días de 'El cementerio viviente' tampoco era tan habitual que una mujer dirigiese una película de terror. ¿Era consciente de ello o, simplemente, fue allí e hizo su trabajo, sin darle muchas vueltas? 

No era demasiado consciente. Como dice, me limité a hacer mi trabajo lo mejor posible. Ha sido tiempo después que he entendido, a través de la gente, lo inusual de mi caso. Y también que de haber sido hombre, quizá mi carrera habría sido muy diferente después de un éxito como aquel. 

Dicen que trabajar con niños es difícil, si no imposible. Pero todavía debe serlo más cuando has de convertir a uno en máquina de matar. ¿Cómo fue instruir al pequeño Miko Hughes?

[ríe]. Estoy muy orgullosa de lo que logré en ese sentido. Los productores querían que usásemos a gemelos y así no cargar todo el trabajo en un único chaval. Pero yo quería trabajar a fondo con mi actor. Cuando hablo con un niño le trato como a un adulto. Y tuve mucha suerte con Miko, que entendió todo a la primera.

¿Cómo explica el gran éxito de la película? En parte debió ser la explotación de miedos muy primarios…  

Supongo que tuvo que ver precisamente con eso. Las películas de terror toman miedos muy primarios y nos enfrentan a ellos de forma visceral. ¿Qué hay más perturbador que la muerte de un hijo? Como madre yo misma, me da miedo incluso hablar de ello. Stephen King supo entrelazarlo en una buena historia. Cada personaje incidía en el tema de la pérdida desde una óptica diferente. 

Por entonces era una directora de vídeos musicales más que establecida. Había firmado vídeos icónicos para Madonna: 'Like a virgin', 'Material girl', 'La Isla Bonita', 'Like a prayer'… ¿Hasta qué punto podía opinar sobre la construcción de su imagen?  

En realidad no estaba intentando construir una imagen para ella, sino simplemente capturar a la increíble artista que era y que es. Esa fue siempre mi actitud cuando hacía videos musicales. No quería imponer nada a una artista cuyo trabajo valoro. ¿Por qué a la gente le gusta mirar a Madonna o escuchar su música? Trataba de llegar a la esencia de eso y convertirla en una historia visual. 

Siento debilidad por el de 'Material girl', esa especie de 'remake' del número musical de 'Diamonds are a girl's best friend'. 

Escribí un montón de tratamientos para ese vídeo. Cuando digo un montón, digo un montón. Todo el mundo tenía una idea diferente. "¿Y si pusiéramos a King Kong por algún lado?". Al final llegamos a la conclusión de que si todo el mundo la comparaba con Marilyn Monroe, lo lógico podría ser que hiciera de Marilyn Monroe. Veamos qué pasa si interpreta ese papel. La coreografía fue obra de Kenny Ortega, que después dirigiría algunas de mis películas favoritas de Disney.

Los vídeos musicales todavía pueden impulsar carreras, pero eran mucho más relevantes y sonados en los ochenta y noventa. Todavía recuerdo el estreno del clip de 'Like a prayer' en la televisión española: evento a la altura de una gran final deportiva.  

La cultura ha cambiado tanto… Cuando yo hacía vídeos, no éramos tantos los directores que estábamos especializados en ello. Muchos eran realizadores británicos que trabajaban en Hollywood. De algún modo, inventamos el género; no existía hasta que lo creamos. Fue todo realmente emocionante. Había un contacto muy directo con los artistas en las primeras etapas de la producción. El procedimiento solía ser: "Creemos que podrías hacer un vídeo para Sting, ¿por qué no vas a tomar un café con él?". U otra opción: "¿Quieres conocer a Mick Jagger?". Evidentemente, mi respuesta siempre era sí. Y gracias a esos encuentros preliminares entendías con quién trabajabas o qué era lo que querían. Ahora los directores reciben cuatro notas del sello con instrucciones sobre la imagen que se debe proyectar del artista. 

En Sitges se proyecta no solo 'El cementerio viviente' en su restauración 4K, sino también la menos conocida 'Siesta', su primera película, rodada sobre todo en España. ¿Cree que es una obra que merece una segunda vida? 

Es algo que he intentado. No se puede ver en 'streaming' ni está en DVD. Solo puedes conseguir versiones pirata de, no sé, Alemania [risas]. Fue un proyecto independiente en el que hicieron falta muchos productores. Tres de ellos ya han muerto, así que existen muchas complicaciones legales para relanzarla. Debería revisar algunas cosas; la mezcla de sonido, por ejemplo, deja que desear. 

Miles Davis cofirmó la banda sonora… 

La música es increíble. Pero el sonido está muy mal mezclado. Tuvimos graves problemas durante la posproducción. ¡Nos quedamos sin dinero! 

Sigue muy activa como directora, sobre todo en televisión episódica y telefilmes. ¿Cuál es el secreto de su energía? 

No lo sé, no puedo decirle… Pero, desde luego, no salgo tanto de fiesta como antes [risas].