MÁS PERIÓDICO

Joe Keery, el arma (no tan) secreta de 'Stranger things'

Joe Keery, el arma (no tan) secreta de 'Stranger things'

Gage Skidmore

  • El actor (y su flamante cabellera) ha sido una de las grandes revelaciones de la serie bandera de Netflix 

2
Se lee en minutos
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

Especialista en series, cine, música y cultura pop

Escribe desde Barcelona

ver +

Nada de Eleven y Mike: la pareja estrella de 'Stranger things' es la formada por Dustin Henderson (Gaten Matarazzo) y su improbable amigo/hermano mayor soñado Steve Harrington (Joe Keery). Los hermanos Duffer, jefes de la serie, se han empeñado en emparejar al segundo, laboralmente hablando, con Robin Buckley (Maya Hawke), pero lo que muchos queremos es que Dustin se sume cuanto antes al equipo de 'clerks' del videoclub Family Video. Por otro lado, los romances fallidos de Steve no interesan a nadie; solo su 'bromance' con Dustin es digno de atención. 

En el mundo real, además, Keery y Matarazzo mantienen la misma relación de dependencia mutua. "Es como el tío de 60 años que nunca tuve", dijo Keery de su colega durante la première neoyorquina de la cuarta temporada. Y según añadió, algunas de las escenas más reales, más crudas que ha rodado en la serie han sido "discutiendo con Gaten; discusiones del estilo '¡¿pero de que estás hablando?!'. Resultan muy naturales, es algo que nos sale de forma natural a los dos". 

Cuando hablamos de la banda principal de 'Stranger things', no solemos incluir a Steve en el lote, pero tanto su química con Matarazzo como su magnetismo individual han dado pie a momentos memorables. También su mata de pelo es indudable personaje central del fenómeno de Netflix. Tras su revelación (la de Keery) en la primera temporada, algunas publicaciones persiguieron menos entrevistas con el actor que con sus peluqueros, en el intento de saber los secretos de ese volumen. El año pasado, un sonado perfil de 'GQ' revelaba lo improbable: Keery ni siquiera se lava el pelo. De ahí que, en un alarde de honestidad, rechazara un lucrativo acuerdo con una marca de cuidado del cabello. 

Carrera paralela en la música

Noticias relacionadas

Rechazó ese acuerdo también, en parte, porque se lo puede permitir. Lo que no significa que alcanzara fácilmente el estrellato. De hecho, le ha costado un poco según los estándares de la celebridad actual: cuando emergió con 'Stranger things' tenía ya 24 años. Nació en Newburyport, Massachusetts, hace algo más de tres décadas, de padre arquitecto y madre profesora de inglés. Empezó a actuar en el instituto por insistencia de su hermana mayor, para después estudiar arte dramático en la Universidad DePaul de Chicago. Después… una cierta travesía por el desierto.

Porque antes de 'Stranger things' no hubo demasiado: básicamente, pequeños papeles en 'Chicago Fire' y 'Empire' o anuncios de KFC o Domino's. A Keery le quedaba tiempo para dedicarse a su otra pasión, la música, grabando durante un tiempo con el grupo psych-rock Post Animal. Incluso ahora, cuando ha de repartir su tiempo entre los últimos coletazos de 'Stranger things' y películas con Ryan Reynolds ('Free guy') o Liam Neeson (el futuro híbrido de acción y ciencia ficción 'Cold storage'), sigue haciendo tiempo para esa otra vocación: graba canciones como de unos Tame Impala de bolsillo con el alias Djo. Van a seguir oyendo al bueno de Keery, desde las pantallas o, quién sabe, los alto parlantes de algún festival.