Hasta el 3 de julio

El provocador erotismo femenino de Helmut Newton llega a Barcelona

  • FotoNostrum exhibe una exposición con 45 imágenes originales del icónico fotógrafo de origen alemán que rompió tabús con sus desnudos en el mundo de la moda

HELMUT NEWTON

4
Se lee en minutos
Anna Abella
Anna Abella

Periodista cultural

Especialista en arte y libros, en particular en novela negra, cómic y memoria histórica

Escribe desde Barcelona

ver +

"Burló convenciones y desafió tabús con sus fotos de mujeres, cargadas de erotismo, nunca degradantes". En Saint Tropez, en 1975: una bella mujer mira provocadoramente a un hombre con el torso desnudo. Es una escena que intercambia los tradicionales papeles de cada sexo. Se llama ‘Mujer examinando a hombre’. "Es ella la que toma el poder y él es el objeto, el sujeto cosificado", observa Matthias Harder, director y conservador de la Fundación Helmut Newton, ante una de las 45 fotografías icónicas originales, realizadas entre 1972 y 1983 por el famoso y provocador fotógrafo alemán, que hasta el 3 de julio expone el nuevo centro FotoNostrum de Barcelona.  

No rehuye Harder defender de algunas acusaciones de misoginia a Helmut Newton (Berlín, 1920 - Los Ángeles, 2004). Sus trabajos "muestran el poder y la sexualidad de la mujer, aportan elegancia, estilo y glamur e incitan al ‘voyeurismo’ en la fotografía de moda. Él se consideraba un feminista, era un hombre que amaba a las mujeres, daba libertad a las modelos para armar la escena y hacer lo que ellas quisieran". Y en seguida apela a otra de las fotos expuestas, ‘Saddle I’ (París, 1976): una modelo en sujetador posa sobre una cama con una silla de montar a caballo sobre su espalda. "Puede parecer misoginia, pero no. Era un juego. En realidad formaba parte de una serie de cuatro fotos con varias modelos para Hermès; otra modelo acabó incluso cabalgando sobre ella. En Estocolmo le preguntaron a una de ellas sobre esa toma y la cosificación de la mujer y, sorprendida, dijo: ‘¿Qué? Pero si estábamos jugando y riendo, nos divertíamos’".   

Una de las obras de Helmut Newton, en la exposición de Fotonostrum.

/ MÒNICA TUDELA

Con un corpus con "la moda, el desnudo y el retrato como común denominador, su obra tiene una trascendencia porque significó una revolución total en el mundo de la moda y rompió esquemas con fotos escandalosas que contribuyeron a la revolución sexual femenina", opina Julio Hirsch-Hardy, director de FotoNostrum. Otro ejemplo: ‘Fashion Yves Saint Laurent’ (París, 1979). En ella, dos mujeres, una con traje y ‘look’ masculino y otra con top y larga falda con una abertura que sube por encima del liguero, prenden sendos pitillos en un seductor acercamiento.   

Atractivas modelos posaron para Newton en las revistas de la época -‘Interview’, ‘Vanity Fair’, ‘Playboy’, ‘Vogue’…- , actrices como Isabelle Huppert, Catherine Deneuve, Liz Taylor, Sigourney Weawer, Charlotte Rampling o Raquel Welch, pero también hombres famosos, como David Bowie, Billy Wilder, David Hockney, Pierre Cardin y Karl Lagerfeld. 

Fue el propio Newton, fallecido a los 84 años de un infarto mientras iba al volante de su Cadillac, quien había revelado, impreso y seleccionado la colección que ahora exhibe FotoNostrum, ‘Private Property’, y de la que dejó 75 juegos; otro se expone ahora en Australia y el resto está en manos de coleccionistas.  

Matthias Harder, director de la Fundación Helmut Newton, muestra algunas de las obras expuestas en Fotonostrum.

/ MÒNICA TUDELA

No falta otro de los iconos de Newton, ‘Sie kommen naked’, cuatro modelos desnudas, de pie. Luce enorme a la entrada del espacio de la calle de Diputació. Al lado, las mismas mujeres, en la misma pose, pero vestidas. Era una campaña para ‘Vogue’. "Las fotografías de mujeres desnudas son fotos de moda, pero sin ropa", dijo Newton, como recuerda Harder, quien dirige la fundación del fotógrafo desde la muerte, hace un año, de la esposa de este, la actriz y luego también fotógrafa June Browne, quien fue, destaca "muy importante en su carrera". Ella aparece sentada en su famoso autorretrato de 1981 mirándole mientras él fotografía a una modelo desnuda, reflejándose en un espejo.   

Exposición de Helmut Newton en la sala Fotonostrum de Barcelona.

/ MÒNICA TUDELA

Huido del nazismo

La pareja se había conocido en Australia, cuando Newton se exilió allí condicionado por el nazismo y la Segunda Guerra Mundial. Aunque por ser alemán pasó dos años prisionero sirvió en la armada australiana. Sus padres, de una rica familia judía de Berlín, huyeron a Argentina tras ser expoliados por los nazis y sufrir la Noche de los Cristales Rotos en 1938. 

Noticias relacionadas

Newton, que había sido en Berlín aprendiz de la fotógrafa Yva (asesinada en el campo nazi de Maidanek), abrió estudio en Melbourne y no regresó a Europa hasta los años 50. Empezó desarrollando una fotografía de moda "sin desnudos, más convencional y con la modelo en un rol seductor", señala Harder. Pero ya en el París de la revolución sexual de los 60 y 70 rompió tabús respecto a la mujer y el desnudo y forjó el estilo que le hizo famoso, con series como ‘Naked and Dressed’ y ‘Big Nudes’, buscando "llamar la atención del espectador". 

Humor y surrealismo

"El humor y la ironía, pero también el surrealismo y el suspense" no faltan en sus fotos, tras las que "siempre hay una historia", destaca Hirsch-Hardy, señalando a Nastassia Kinski amamantando a una muñeca con el rostro de Marlene Dietrich; a un hombre que parece besar la mano de una mujer en el parisino Maxim’s pero que en realidad es una mano que surge del respaldo de una silla; o una escena que sugiere la filmación de una película pero era para promocionar el impresionante collar que una modelo de vertiginoso escote luce al cuello. Como reza una frase de Newton en una pared de la muestra: "La fotografía es siempre una forma de seducción".

‘Helmut Newton. Private Property’

FotoNostrum 

Hasta el 3 de julio de 2022 

Entradas:  11.50 € (general); 9,50 € (residentes Catalunya). Consultar resto de descuentos en www.privateproperty.cat