Más allá de la pantalla

Núria Guiu lleva la danza de TikTok al Mercat

La coreógrafa Núria Guiu da voz a cinco jóvenes artistas tiktokers para profundizar sobre el fenómeno de los 'covers' y los 'challenges'

'Cyberexorcisme', de Núria Guiu

'Cyberexorcisme', de Núria Guiu / Mila Ercoli

Marta Cervera

Marta Cervera

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La danza más popular del siglo XXI está en TikTok. Núria Guiu, inquieta coreógrafa, bailarina y casi antropóloga -le falta poco para licenciarse-, profundiza en ese mundo en 'Cyberexorcisme', mostrando lo que hay detrás de la pantalla plana en el escenario del Mercat. Ya se había adentrado antes en el mundo digital con 'Likes' y 'Spiritual Boyfriends'. Pero mientras sus anteriores obras eran solos, ahora debuta con una obra de conjunto donde cede todo el protagonismo escénico a artistas veinteañeros que han crecido con TikTok. Carlos G. Corchia, Mauro Cyan, Berta Pascual, Francesco Palmitesta, Berta Martínez.

Sus propias publicaciones en la red social inspiran el espectáculo. Mau, alias de Mauro, es quien más serguidores tiene. Cuenta con 300.000 y algunos de sus vídeos ha alcanzado el millón de visualizaciones. "Nunca esperé un feedback tan bestia", explica. "La mayoría de mis compañeros se aficionaron a TikTok durante el confinamiento. Yo empecé después, hará año y medio. Suelo hacer vídeos de humor con baile. Cuando empecé a tener visitas, empecé a iluminar mejor. Grababa en casa y le dedicaba ¡seis horas!. En aquel entonces subía seis vídeos al día, un montón. Ahora se ha convertido en uno de mis trabajos". Tiene 22 años, ha estudiado teatro musical, compone y sueña con montar su propio espectáculo algún día. "Este montaje te permite entrar dentro del TikTok. Hay danzas, música y escenas pero tiene mucha más profundidad". Y añade: "Es como un 'infinte scroll', una mezcla de muchas cosas que se van relacionando". Con la diferencia que no deben captar la atención en los dos primeros segundos, disponen de mucho más tiempo para explayarse.

Adictivo

La plataforma por excelencia de los bailes y challenges, uno de los fenómenos más adictivos de la generación Z, sirve de contexto a Guiu para reflexionar lo que se muestra en ella y lo que no. "TikTok es el contexto. La pieza va más sobre la relación que cada cual establece con esta App a través del cuerpo. Nos hemos centrado en qué danzas triunfan y cuáles les han llegado. Partimos de las danzas de TikTok que se saben. En el caso de Mau, también incluye canciones", cuenta Guiu.

Todos los intérpretes tienen alma de artista. Hay quien estudia en el Institut del Teatre y quien ya está haciendo sus pinitos en el mundo de la danza. "En la pieza utilizamos tanto bailes que la gente tiene muy vistos como challenges privados y personales que cada uno de nosotros tiene en su cuenta", detalla Carlos, uno de los protagonistas.

"Es una obra para todo el mundo. Lo más interesante es que los jóvenes y otras generaciones dialoguen, debatan, reflexionen"

Los videos más chorras pueden convertirse en virales y el espectáculo no esconder ese mecanismo, sino que lo utiliza y juega con él. "Es una de las preguntas que ha surgido durante el proceso. ¿La gente de la danza se puede sentir ofendida? "Veremos cómo resuena lo que hacemos", responde Guiu. La pieza quiere poner en valor y cuestionar, a la vez, cosas que ocurren", opina la coreógrafa que firma la obra en colaboración con los intérpretes. No será extraño que miembros del público se pongan a imitar ciertos movimientos, algo nunca visto en el Mercat de les Flors. "Es un tipo de lenguaje y me parece interesante que haya quien, igual que se va a compartir una cerveza, se va a compartir una danza".

Inspirador

'Cyberexorcisme' ha supuesto "un superproceso, un aprendizaje muy fuerte. Me ha inspirado muchísimo", afirma la coreógrafa. Es pronto para saber si este trabajo tendrá continuidad, algo que no descarta porque se ha encontrado muy a gusto con el equipo creado. "No han desfallecido nunca, siempre han estado abiertas a cambios coreográficos, a opinar, a dialogar, plantear dudas...". Y añade: "Me han inspirado muchísimo porque recogen las fortalezas y debilidades del grupo constantemente y lo hacen con humor, que es uno de los códigos claves de TikTok. Podemos ser críticos con esta App pero también hay otras que debemos poner en valor".

Recomienda a gente de todas las edades y perfiles acudir al Mercat. "Es una obra para todo el mundo. Lo más interesante es que los jóvenes y personas de otras generaciones vengan y que después dialoguen, debatan y reflexionen".

TEMAS