Nueva edición del festival 'boutique'

Simply Red, Paul Anka y A-ha se suman al Festival de Pedralbes

La muestra incorpora 17 artistas al cartel de su 10ª edición y confía en poder acordar con el ayuntamiento cuestiones pendientes relativas al aforo y la ocupación de los jardines

Simply Red.

Simply Red.

2
Se lee en minutos
Jordi Bianciotto
Jordi Bianciotto

Periodista

ver +

Superada la consulta pública abierta en las últimas semanas por el ayuntamiento, al no presentarse concurrencia alguna, el Festival Jardins de Pedralbes redobla su apuesta para su edición de este verano, la 10ª, añadiendo 17 artistas a un cartel que alcanza el total de 33 figuras musicales, 25 de las cuales son nombres de la escena internacional. Simply Red, Tom Jones, A-ha, Paul Anka y Yann Tiersen son algunas de las nuevas adquisiciones de la muestra, que abrirá sus puertas el 7 de junio con James Blunt, concierto este que viene reprogramándose cada año desde el ‘shock’ pandémico de 2020.

La de Simply Red (8 de junio) será su primera actuación en Barcelona en 22 años, mientras que las de A-ha (27) y Paul Anka (12 de julio) constituyen presencias únicas en España este año, y a la escuadra de nombres nuevos hay que añadir, por el flanco extranjero, a Juanes (14), Jessie J (20 de julio), Gilberto Gil (21) y Crystal Fighters (24, cierre del festival). De la escena española proceden los fichajes de Rosario (9 de junio), Blaumut (10), Diego el Cigala (14), Els Amics de les Arts (17), Raphael (18), Jorge Drexler (30), Pablo Alborán (5) y Loquillo (15). Cartel que Martín Perez, director de Concert Studio, no dudó en calificar, en su presentación de este miércoles, como “el mejor de la historia del festival”, tras un bienio pandémico caracterizado por una “incertidumbre” que se ha visto “alargada enormemente la consulta pública”.

Flecos por resolver

Noticias relacionadas

La promotora se ha asegurado la celebración de este verano, si bien confía en poder superar tres escollos derivados de las renovadas directivas del ayuntamiento: la limitación del aforo a 2.400 asistentes (cuando el programa incluye diversos conciertos ‘mixtos’, con parte del público de pie, cuya capacidad se eleva a 3.400 asistentes), el recorte del espacio utilizable en los jardines (apuntó Martín Pérez que eso representa reducir las ocho hectáreas del año pasado a 0,4, y con ello, la reducción severa de la restauración y la supresión de los escenarios de pequeño formato, que deben acoger 68 conciertos de “artistas catalanes emergentes”) y la modificación del horario, al atrasarse la apertura del recito en media hora, de las 19.30 a las 20.00 horas.

Estos asuntos están ahora en manos de una comisión, que todavía debe configurarse, con integrantes del ayuntamiento y de la Generalitat, nueva propietaria de los jardines. “Son flecos que arreglaremos sentándonos y hablándolo”, espera Martín Pérez. “No deben ser problemas para poder celebrar el festival”.