Crítica de música

Ferran Palau, tocado por las musas y los ángeles en la apertura del Guitar BCN

El músico de Collbató demostró por qué es una figura clave del pop actual moderno en un concierto de consolidación de su estilo, acompañado de su grupo y de ocho voces femeninas, en el Palau de la Música

Ferran Palau, durante el concierto en el Palau de la Música en la apertura del festival Guitar BCN.

Ferran Palau, durante el concierto en el Palau de la Música en la apertura del festival Guitar BCN. / ÁLVARO MONGE

1
Se lee en minutos
Jordi Bianciotto
Jordi Bianciotto

Periodista

ver +

Actuar en el Palau ha tenido siempre connotaciones de puesta de largo para los artistas del país, si bien el aura de la sala es tan golosa que, desde hace unos años, muchos han querido saborearla con urgencia, cuando todavía estaban en formación. Por eso, el estreno en el escenario modernista de Ferran Palau, este viernes, fue de los de antes, de cuando, precisamente, "fer un Palau" representaba escenificar un momento de plenitud después de un ciclo de creación largo y fértil.

Noticias relacionadas

Aires de consolidación de un proyecto delicado y de marcada personalidad, en esa noche de arranque del festival Guitar BCN. El músico de Collbató nos demostró por qué se ha convertido en una figura clave de la escena catalana moderna, llevando su antigua mística folk (cultivada desde sus primeros días en el grupo Anímic) a un estadio avanzado de pop flotante, misterioso pero diáfano, a la vez sensual y celestial. Los álbumes que desarrollaron su estilo, 'Kevin' (2019) y 'Parc' (2021; cuarto mejor disco nacional del año en este diario), dominaron el primer tramo con piezas como 'Univers', 'Lluny' o 'Blau', testificando un purificado lenguaje musical a cuatro bandas, con las guitarras pulcras y las láminas de sintetizador de Jordi Matas, la batería de Joan Pons (El Petit de Cal Eril) y el bajo de Jordi Bosch.

Una familia espiritual

Palau es distinto incluso en su noción del 'concierto con invitados': en lugar de ir a buscar figuras populares para hacerse el colega o el importante, se acompañó, en el tramo central, de ocho discretas voces femeninas con las que configura una especie de familia espiritual y que le arropan en su reciente 'Joia': Anna Andreu, Maria Hein, Iris Deco, Twin, Yudi Saint X, Carlota Flaneur, Anna Romeu y Valentina Rissi. Presencias que, aliadas con las musas del Palau, que observaban de cerca la escena, fueron sus ángeles de la guarda en el tránsito sensorial de canciones como 'Primavera' o 'Casa't amb mi'. Crecido por su influjo, selló Palau la sesión acudiendo puntos álgidos del repertorio como el senderismo emocional de 'Serà un abisme', el 'drone' sobrenatural de 'Cavall blanc' o el sutil r'n'b de 'Amor', deslizando una magnética sintonía cósmica a través de su arte de la canción.