'Caso Institut del Teatre'

Joan Ollé contrataca: "Quien me haya acusado de acoso sexual ha incurrido en calumnia"

  • El director teatral formulará una queja ante el Col·legi de Periodistes contra 'Ara' y el 'Nacional.cat' por el "linchamiento público" al aparecer como acusado en el escándalo de abusos en el Institut del Teatre

Joan Ollé.

Joan Ollé. / Manu Mitru

2
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

El director teatral Joan Ollé, ha anunciado que presentará una queja al Col·legi de Periodistes contra 'Ara' y 'Nacional.cat' por el "linchamiento público", a su entender, sufrido a raíz de la publicación en 'Ara' de un reportaje sobre abusos de poder y acoso sexual en el Institut del Teatre, donde trabajó como profesor durante 40 años. "Hoy, casi nueve meses después de que se me acusara, quiero reiterar: que nunca, ni dentro ni fuera del Institut del Teatre, he cometido el delito de acoso sexual del Código Penal. Quien me haya acusado de ello ha incurrido en calumnia". Recordó que la investigación de la comisión de prevención e investigación de acoso del Institut del Teatre, de la que forman parte alumnos del centro, "concluyó por unanimidad el archivo de las acusaciones", al no existir ninguna prueba en su contra, dijo.

Ollé, que se vio, denuncia, convertido en "un Harvey Weinstein de andar por casa", prepara un libro sobre lo ocurrido. Respecto al título duda entre dos posibilidades, una más rilkeana, 'Cartas a un joven alumno del Institut del Teatre' o 'Arakiri', así, sin 'h'. Por ahora, "de momento", precisó, descarta emprender acciones legales.

Han sido meses muy duros para él y su familia, asegura. "De un día para otro se me consideró la bestia negra del teatro catalán", tras la difusión de informaciones "poco o mal contrastadas", según él. Se le alejó de sus alumnos y los dos medios de comunicación donde colaboraba.

Entre amigos

En la primera aparición pública ante medios de comunicación contó con el apoyo de representantes de la cultura como el escritor Jordi Coca, el cantante Joan Manuel Serrat, el director Pau Monterde -antiguo director del Institut del Teatre-, actores veteranos como Pep Munné y exalumnos suyos de algunas de las últimas promociones como Joana Romero e Igor Szparkowski. Ollé tenía ganas de cerrar un capítulo y enfocarse en otro más ilusionante: 'Canuda, 26. Arts escèniques i humanitats', un céntrico y luminoso piso donde presentó su acto de desagravio.

Noticias relacionadas

Este será su "campo base" a partir de ahora, un espacio cultural que servirá, entre otros, para crear espectáculos teatrales de pequeño formato. Su primer proyecto será la puesta en escena de un monólogo protagonizado por Pep Munné, 'Petit tractat d' intolerància', basado en una obra de Stéphane Charbonier, uno de los miembros de la revista satírica 'Charlie Hebdo' fallecido en el ataque terrorista islamista que mató a 11 personas en 2015.

Pero en su primer encuentro con la prensa primó Ollé el otro tema: "La caza de brujas" de la que se ha sentido víctima, cree. Como ya dijo a través de un comunicado el pasado marzo Ollé ha reiterado su inocencia. "Nunca he mantenido relación sentimental o sexual con ningún alumno, ni dado ningún papel a cambio de ningún favor". En resumen: "No hay caso ni causa". Solo ha reconocido una de las acusaciones vertidas contra él. "Mi gran error ha sido beber en la clase". Y, según confiesa, es un problema al que ya ha puesto freno: "Dejé de beber el 23-F".