El fenómeno continúa

Hermione gana a Harry Potter en Barcelona

Su varita mágica triunfa más que ninguna en la tienda de las Galeries Maldà dedicada a los jóvenes magos de Hogwarts, auténtica cueva de Alí Babá para fans

Tienda dedicada a Harry Potter en las Galeries Maldà de Barcelona

Tienda dedicada a Harry Potter en las Galeries Maldà de Barcelona / Zowy Woeten

3
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

Los fans de Harry Potter tienen donde reunirse en Barcelona para lanzarse conjuros y revivir momentos mágicos. En las Corts hay un café ambientado en el universo potteriano, el Pudding Cofee Shop (Diagonal 515), y existen varios 'scape room' ambientados en las películas de la saga. Pero donde los fans alucinan es con la variedad de productos y fetiches oficiales que hay en una tienda, Carreró Maldagó, de las galerías Maldà. Los sábados hay que hacer cola para entrar. "No se trata solo de comprar cosas,sino de encontrarte con personas que aman a Harry Potter", comenta Álvaro Royo, que suele estar allí ese día atendiendo a la gente. "Tú les lanzas hechizos y ellos a tí", explica.

La decoración está plagada de guiños que los fans reconocerán. A la entrada hay una maleta incrustada en una pared de ladrillos que reproduce la entrada secreta en al andén que lleva a Hogwarts; junto al mostrador hay una estantería que recuerda la de la tienda de varitas mágicas y en el suelo hay misteriosas pisadas sobre una pintura rosa que, si uno investiga, verá que ha sido derramada por los traviesos duendecillos de Cornualles. Incluso se han inventado una pequeña puerta para elfos. "No aparece en ninguna película pero todo el mundo que viene quiere atravesarla".

Las varitas mágicas son uno de los productos estrella. Pero la de Harry no es la más solicitada. "La que más nos piden sobre todo la de Hermione. Gana de calle a Harry. Triunfa un montón", explica el vendedor. También el mapa del merodeador, aquel que permite ver en tiempo real dónde está todo el mundo en el castillo, tiene mucho tirón. Juegos, disfraces, réplicas de los personajes realistas o de juguete, todo tipo de juegos, llaveros y hasta objetos de joyería comparten espacio con las golosinas de la película como las grageas Bertie Boots que comía Dumbledor, esas que tanto pueden salir sabrosas o asquerosas, o las ranas de chocolate que toman en el tren a Hogwards los protagonistas. Ah, y tampoco falta una nevera repleta de cerverzas de mantequilla, una bebida con gusto a vainilla que también sirven en el café citado al principio.

Una figura de Harry Potter en la tienda dedicada al mago en las Galeries Maldà de Barcelona

/ Zowy Woeten

Profusión de 'escape rooms'

"20 años de merchandising dan para mucho", bromea Arnau, otro vendedor de la tienda, fan de la saga que vestido con capa, como si fuera un profesor de Hogwarts. Él hasta ha vendido trajes inspirados en los colores de Gryffindor, el rojo y el amarillo, para bodas temáticas. Han pasado cuatro lustros desde el estreno de 'Harry Potter y la piedra filosofal' pero hoy en día los padres y madres marcados por el mundo mágico de J. K. Rowling han transmitido la pasión a sus hijos.

En Barcelona entre los 'escape room' hay uno dedicado precisamente a la primera historia de la saga donde la misión es hallar la piedra filosofal para restablecer el equilibrio entre el bien y el mal ante la amenaza del dominio de la oscuridad y el caos. Se llama 'Academia de magia' y está en Aventurico (Roger de Flor, 89). Además, para niños más pequeños, de 6 a 11 años, cuentan con 'Hogwarts', una gincana que cuenta con una 'gamemaster' disfrazada de profesora.

Y en Temps Límit (Sant Antoni Maria Claret, 17) el maestro August Dumbledore desafía a los amantes de la saga a pasar una última prueba para conseguir por fin su varita de mago. Para ello deberán penetrar en sus aposentos y descubrir dónde se halla la puerta mágica. Y en 'La biblioteca mágica' el reto consiste en buscar un libro perdido. "Hace tres años que lo tenemos y funciona muy bien. A diferencia de otro juego dedicado a 'Star wars' este funciona tanto par fans de la saga mágica como para gente que no lo es", explican desde El Cubo Barcelona Escape Room (Francesc Tàrrega, 51)

Noticias relacionadas

Otro juego de 'escape room 'inspirado en la saga en Barcelona es 'Prisioneros de Azkaban' que ofrece Maximum Escape (Trafalgar, 17). Desde allí explican que, aunque principalmente este juego lo pide gente de entre 20 y 30 años, también se ha convertido en el desafío favorito de las familias que van con niños.

En Barcelona, el fenómeno de Harry Potter sigue vivo. El hechizo continúa.