Festival de Málaga

'15 horas': cómo huir del infierno de los malos tratos

  • La directora catalana Judith Colell presenta en Málaga un drama sobre la violencia machista en el contexto de las élites económicas y culturales, rodado y ambientado en la República Dominicana

La directora catalana Judith Colell

La directora catalana Judith Colell / Ricard Cugat

Se lee en minutos
Julián García
Julián García

Periodista

ver +

Hace 11 años, Judith Colell se aproximaba al lacerante drama del abuso de menores en la magnífica ‘Elisa K’, película codirigida con Jordi Cadena que se alzó con el premio especial del jurado en el Festival de San Sebastián. “Me interesa el cine como herramienta de denuncia, que sirva para remover conciencias. No entiendo el cine de otra manera”, sostiene la directora catalana, que invoca a este irrenunciable compromiso social en su nueva película, ’15 horas’, un conmovedor acercamiento a la violencia machista rodado y ambientado en la República Dominicana que se ha estrenado este martes en el Festival de Málaga dentro de la sección a competición. 

“El maltrato es una forma de infierno. Y es muy difícil salir de él”, afirma Colell en conversación con este diario. En la película, una joven violinista (Sterlyn Ramirez), harta de los continuos episodios de violencia física y psicológica a los que la somete su marido, un prestigioso director de orquesta (Marc Clotet), decidirá dar el gran, heroico paso y pedir ayuda. El camino, sin embargo, será tortuoso, pues deberá enfrentarse a toda suerte de obstáculos familiares, sociales y burocráticos. “Es una situación común a todos los países: salir de esta pesadilla cuesta mucho, porque la mujer está tan empequeñecida, se siente tan miserable, que no solo tiene miedo al marido, sino que llega a pensar que se lo merece. Y en el caso concreto de la República Dominicana, la situación en todavía peor, porque la violencia machista es una lacra social, pero no existen los mismos protocolos de protección que aquí”, relata la directora.

Colell llegó al proyecto de ’15 días’ a través de la guionista Cira Valiño. “Me dijo que dos productoras dominicanas buscaban una directora española para una película sobre el maltrato machista”, recuerda. La primera idea de guion que les hicieron llegar no le acabó de convencer. “Era una historia más de ‘thriller’, abogados, juicios. No lo vi claro”. E hicieron su propia propuesta, llevando el caso de malos tratos a un terreno poco explorado: el de la violencia machista entre las élites culturales y económicas. “Los ricos y guapos, en resumen. Gente que aparenta vivir vidas perfectas, que oculta sus infiernos personales por miedo a perder el estatus social, y más en un país como la República Dominicana donde el abismo entre clases es enorme”, relata Colell. “No sé si hay muchas películas sobre malos tratos en las clases pudientes; creo que solo lo había visto en series como ‘Big little lies’, con esa relación de violencia enfermiza entre el personaje de Alexander Skarsgäard y el de Nicole Kidman”.

El 'caso Rocío Carrasco'

El filme llega a Málaga con la onda expansiva del ‘caso Rocío Carrasco’ agitando todavía el sismógrafo del debate social. “No he seguido la docuserie al completo, pero el tema me ha interesado mucho. Más allá de lo en contra que esté del ‘show’ y de ciertos tratamientos de las cadenas a este tipo de dramas, si la situación horrorosa que ha vivido Rocío durante estos años ha servido para que haya mujeres que se han atrevido a denunciar, bienvenido sea”, afirma la directora, cuyas convicciones feministas le hacen tirarse de los pelos ante las corrientes negacionistas de la violencia machista. “No puedo entender a esos políticos, o a la gente en general, que niega el maltrato a la mujer. ¿Pero estos señores, oigan, viven en la realidad? ¿Ven las mismas noticias que yo? ¿Acaso tienen corazón?”, se pregunta Colell.

"Tenemos que seguir hablando de este tema hasta que no haya ni una mujer muerta. Ni una. Y todos deberíamos implicarnos, no mirar hacia otro lado, como a veces hacemos pese a saber que en nuestro entorno cercano hayun caso de malos tratos". Para ello, la cineasta evoca un fragmento colosal de 'Código desconocido', de Michael Haneke: "Esa escena, sí, en la que Juliette Binoche está planchando y escucha ruidos y golpes de los vecinos de arriba. Entonces deja de planchar y notas que algo pasa por su cabeza, como si quisiera hacer algo. ¿Me meto? Pero continúa planchando y sube el sonido de la tele para no escuchar la realidad de los golpes".

Noticias relacionadas

La Acadèmia del Cinema Català

Directora del grado de Comunicacion Audiovisual de la Blanquerna URL, Colell vive fragoroso momento profesional, pues además de la presentación en Málaga de ’15 horas’, lidera una de las dos candidaturas a la presidencia de la Acadèmia del Cinema Català, elección que tendrá lugar el próximo día 14. “Hemos de combatir la pérdida de músculo del cine catalán. Y explicar que tenemos un gran cine. Y conseguir que el público lo haga suyo”, afirma la directora, que durante seis años fue vicepresidenta de la Academia del Cine Español. “Aquello fue un máster y creo que es el momento de poner ese aprendizaje al servicio del cine de mi país y de la gente que hace cine en Catalunya”, sentencia.