Crítica de cine

'El año de la furia': más sosa que rabiosa

  • El director Rafa Russo se adentra en los prolegómenos al golpe de Estado en Uruguay de 1973 a través de una serie de personajes que representan a las víctimas y los verdugos en una película tan correcta como plana.

Fotograma de ’El año de la furia’.

Fotograma de ’El año de la furia’. / CAPTURA VIDEO

1
Se lee en minutos
Beatriz Martínez
Beatriz Martínez

Periodista

Especialista en cultura y cine

Escribe desde Madrid

ver +

'El año de la furia'

Dirección Rafa Russo

Año 2020

Estreno 28 de mayo de 2021

★★ 

Existen muchas películas sobre la dictadura argentina y los crímenes que se cometieron durante su trascurso, pero no hay tantas sobre la uruguaya, a pesar de que Costa-Gavras se encargó de testimoniarla justo en el momento en el que se estaba produciendo en ‘Estado de sitio’. 

Después de que Álvaro Brechner se centrara en la figura de José Mújica en ‘La noche de 12 años’, ahora Rafa Russo, director madrileño de origen argentino, regresa a este episodio histórico desde la perspectiva de una serie de jóvenes inconformistas que, sin estar asociados al movimiento Tupamaro, asisten a la escalada de violencia, secuestros y desapariciones, así como a la pérdida de sus derechos y libertades, que terminó desembocando en el golpe de Estado militar de 1973. 

Noticias relacionadas

‘El año de la furia’ compone un relato coral alrededor de una serie de personajes dominados por el miedo que late en el ambiente. El director orquesta una compleja trama para poner de manifiesto las diferencias entre víctimas y verdugos, pero no consigue dotar de verdadera fuerza a una historia que se queda en la superficie, como si se tratara de un relato televisivo bien contado, bien ambientado, pero de escasa entidad fílmica.  

Así, el ambicioso reparto (que incluye a Maribel Verdú, Daniel Grao, Alberto Ammann o Sara Sálamo) no se encuentra a la altura de las circunstancias, ya que todo resulta demasiado plano y evidente. Poco furioso.