ASALTO A LA PIRATERÍA

Netflix da un primer paso para impedir el uso compartido de contraseñas

La plataforma prueba un sistema que invita a los usuarios ilícitos a abrirse una cuenta propia para seguir viendo contenidos

Una persona viendo Netflix en su televisor

Una persona viendo Netflix en su televisor / Shutterstock

2
Se lee en minutos
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

Especialista en series, cine, música y cultura pop

Escribe desde Barcelona

ver +

Netflix prueba actualmente un sistema que le ayudaría a impedir una práctica bastante extendida: el uso compartido de una sola cuenta entre familiares y amigos que no comparten domicilio.

La plataforma da la posibilidad de abrir hasta cinco perfiles en una misma cuenta, lo que está orientado, básicamente, a que cada miembro del hogar pueda tener su propia experiencia de usuario; saber qué series está viendo, por dónde va de cada una, etcétera. También facilita que en la experiencia infantil no se cuelen contenidos adultos. En el caso del plan básico (7,99 euros), solo puede haber una pantalla activa en cada momento, pero con los planes estándar (11,99 euros) y premium (15,99 euros), el número de pantallas crece hasta dos y cuatro, respectivamente.

Esa clase de facilidades para compartimentar y aprovechar al máximo una cuenta ha dado pie a arreglos entre familiares y amigos para pagar una sola subscripción que se disfrutaría en múltiples hogares. Eso a pesar de lo estipulado en los términos de uso (que casi nadie leemos, por otro lado): "El servicio Netflix y todos los contenidos que se vean a través del servicio son para tu uso personal y no comercializable y no se pueden compartir con individuos fuera de tu hogar". Hasta ahora, Netflix había hecho la vista gorda, pero antes de llegar a su techo de crecimiento ha preferido empezar una especie de contraataque sutil.

En los últimos días, algunos usuarios han leído este mensaje al conectarse a su cuenta (ilícitamente) compartida: "Si no vives con el propietario de esta cuenta, necesitas tu propia cuenta para seguir viendo". A estos usuarios se les pide verificar que esta es su cuenta mediante la introducción de un código enviado por mensaje de texto o email, o acceder con lo dicho: una cuenta propia.   

Noticias relacionadas

De momento, es solo un pequeño codazo, nada tan intimidatorio: al fin y al cabo, solo hace falta un mensaje de WhatsApp a tu familiar o amigo para saber el código exigido. Pero, según los analistas de la industria, esto podría ser tan solo un prólogo para la aplicación de medidas más severas.  

Gracias a las restricciones de la pandemia y series con el 'buzz' de 'Gambito de dama' y 'The crown', Netflix acabó 2020 con un total de 203,6 millones de suscriptores; 8,5 de ellos, añadidos tan solo en el cuarto trimestre del año. El impacto del virus ha supuesto una insólita oportunidad de crecimiento. Los ejecutivos de la compañía temen no poder enseñar cifras similares a sus inversores durante este 2021 y años venideros: la mejor salud de todos es pequeña desgracia para unos pocos.