Ir a contenido

MÚSICA

El Quartet Casals repasa su carrera desde la cima de su integral de Beethoven

El conjunto publica el primero de tres volúmenes dedicados a los cuartetos del genio de Bonn y actúa en el Auditori

Marta Cervera

Vera Martínez al lado de Arnau Tomàs (izquierda), Jonathan Brown (derecha) y Abel Tomàs, en el Auditori. 

Vera Martínez al lado de Arnau Tomàs (izquierda), Jonathan Brown (derecha) y Abel Tomàs, en el Auditori.  / JOAN CORTADELLAS

El Quartet Casals ha dado paso de gigante en su carrera con su último proyecto: la grabación de la integral de los cuartetos de Beethoven. Toda una hazaña que simboliza los años de esfuerzo y dedicación a un proyecto único en España, convertido el cuarteto en modelo de toda una generación.

Acaba de salir a la venta el primer volumen, 'Inventions' (Harmonia Mundi), con tres magníficos CD, a la espera de 'Revelations' y 'Apoteosis', que aparecerán en el 2019 y el 2020, respectivamente, coincidiendo con el 250 aniversario del nacimiento del genio de Bonn.

Esta temporada se han embarcado en la interpretación de estas obras por todo el mundo. Seis destacados auditorios se han aliado con ellos para ofrecer no solo la integral sino también una nueva visión de Beethoven con encargos a seis compositores actuales. El aclamado conjunto formado por Abel Tomàs Realp (primer violín), Vera Martínez Mehner (segundo violín), Jonathan Brown (viola) y Arnau Tomàs Realp (violonchelo) completará a partir de este viernes el ciclo en la sala Oriol Martorell del Auditori con cuatro conciertos del 25 al 30 de mayo. El viernes estrenarán una pieza de Mauricio Sotelo y el domingo, una de Benet CasablancasLucio Franco Amanti, Aureliano Cattaneo, de quienes también interpretarán obras, y Giovanni Sollima,  Matan Porat han sido los otros compositores que han colaborado en este proyecto.

Establecidos en Catalunya pero con vocación internacional, los miembros del conjunto analizan aquí, de forma cronológica, los cuatro momentos clave de su brillante carrera.

Concurso de Londres

"Ganar el Concurso de Londres en el 2000 nos abrió muchas puertas. Fuimos el primer cuarteto español en llegar a una final de este tipo. Aquello ya era un éxito y ganarlo fue el summum", recuerda Abel, el más joven de la formación. Cuando se fundó el grupo en 1997 en la Escuela Superior Reina Sofía tenía 16 años. "Éramos muy jóvenes, aún estábamos estudiando con el Cuarteto Alban Berg en Alemania cuando nos presentamos". En aquella época trabajaban con el viola David Quiggle, que dejó el grupo para hacer carrera en solitario. Actualmente es solista principal de viola de la Filarmónica de Londres. "Invertimos todos nuestros esfuerzos en esa competición, con tres intensas semanas de ensayo en Bonn y con cinco y seis horas de ensayo diarias. Pero el esfuerzo mereció pena. Nos dio a conocer. Gracias al concurso debutamos en el Wigmore Hall de Londres e hicimos una gira por Inglaterra. El concurso nos situó por primera vez en un escaparate internacional". No lo desaprovecharon y siguieron luchando, esforzándose por ensamblar su sonido. Dos años después volvieron a ganar en otro importante concurso, el de Hamburgo. Tenían fuste, ambición y convicción.

Primer disco con Harmonia Mundi

"Fue muy emocionante entrar por primera vez en un estudio con Harmonia Mundi para grabar obras de Arriaga", señala Arnau respecto a su disco de debut con el prestigioso sello para el que graban en exclusiva desde el 2004. Para el violonchelista el trabajo de estudio es lo más interesante. "Me gusta más grabar que los conciertos porque te permite perfeccionar el sonido y cuidar todos los detalles al máximo". Los discos son clave, añade. "Para los intérpretes es una manera de inmortalizar nuestra música, un documento único para proyectarnos que en el futuro permitirá a la gente seguir escuchándonos. En este sentido las grabaciones siempre serán más trascendentes que cualquier concierto". Aquel primer disco con tres cuartetos de Juan Crisóstomo Arriaga (1806-1826) fue el primero de una docena de trabajos dedicados a Mozart, Haydn, Schubert, Brahms, pero también a Bartok, Ligeti, Kurtag y a compositores que sienten próximos como Turina y Toldrà.

Regreso a Barcelona

Aunque se conocieron estudiando en el Reina Sofía de Madrid, los miembros del conjunto fueron a perfeccionar estudios a Alemania, un país con muchísima más actividad de música de cámara que España. No había color. "Podríamos habernos quedado allí", dice Vera. "Pasamos un momento de incertidumbre hasta que decidimos volver a Barcelona. Nos dieron la oportunidad de dar clases en Zaragoza, San Sebastián y en la Esmuc [Escola Superior de Música de Catalunya]. Elegimos Barcelona en parte por el aeropuerto que nos garantizaba buenas conexiones". Convertirse en profesores les dio cierta tranquilidad. "Ya no teníamos que sufrir porque ya se sabe que con los ensayos no cobras". Estar los cuatro en el mismo lugar (en Alemania estaban repartidos entre Bonn y Colonia) les permitió trabajar de otra manera. "Al residir en Barcelona y trabajar en la Esmuc pudimos concentrarnos y dedicar muchas horas al cuarteto, con ensayos diarios. Nosotros nunca hemos trabajado por proyectos como otros cuartetos". En efecto, ellos son una pequeña familia bien avenida. 

La integral Beethoven

"Todos los grandes cuartetos han grabado la integral de Beethoven. Llevamos años esperando tener la madurez, el grado de comunicación y la implicación física y emocional necesarios para abordar este gran reto", confiesa Jonathan, el viola de Chicago, que entró en el 2002. "Creo que hemos aprendido mucho con todo este ciclo de cuartetos. Ha contribuido a definir nuestro lenguaje porque al ser obras tan conocidas has de hallar tu propia manera de tocarlas". En este sentido está satisfecho con el resultado. "Los interpretamos de manera muy emocional pero con una estructura muy clara, con un sonido empastado y compacto para escuchar a los cuatro juntos de una forma transparente pero, a la vez, distinguir la propia voz de cada uno con la máxima claridad". Si de algo está orgulloso es del equilibrio entre el sonido y el tempo. "En este primer volumen de la integral se nota el trabajo realizado en este aspecto."

Temas: Auditori Música

0 Comentarios
cargando