Ir a contenido

FESTIVAL DE CINE

DocsBarcelona, miradas a la realidad

El festival de documental ha presentado el programa de su 21ª edición, que se abrirá y cerrará con producciones catalanas

Juan Manuel Freire

Juan Diego Flórez, en un fotograma de Sinfonía

Juan Diego Flórez, en un fotograma de Sinfonía

El festival de documental DocsBarcelona ha presentado hoy en rueda de prensa el programa de su 21ª edición, que se celebrará del 16 al 27 de mayo (es decir, se mantiene el salto de siete a once días del año pasado). Podrán verse hasta 41 documentales de 31 países, de Burkina Faso a Siria, pasando por Panamá. Pero, sobre todo, habrá mucha producción catalana. Más de un tercio de la selección es local.

De entrada, por primera vez el festival abrirá y cerrará con películas catalanas, una decisión que, en palabras de Francisco Vargas (director del área audiovisual del ICEC), "no es gratuita y obedece al talento de nuestros profesionales".

Abrirá el festival 'Petitet', la esperada película de Carles 'Balseros' Bosch sobre el percusionista titular y la promesa que hizo a su madre moribunda: llevar la rumba catalana a un gran teatro. "Saldréis del cine con buen rollo", ha prometido Bosch esta mañana. Otros documentales del programa parecen alejarse de lo depresivo y tristemente revelador, como la argentina 'El espanto' y 'Hasta mañana, si Dios quiere', de la pamplonica Ainara Vera.

El festival se despedirá también con música: la de 'Sinfonía', en la que Gilbert Arroyo y Andrés Locatelli siguen el desarrollo vital y psicológico de tres niños inscritos en el proyecto Sinfonía por el Perú del tenor Juan Diego Flórez.

Otros títulos catalanes, muchos de los cuales tendrán estreno mundial en DocsBarcelona, son 'Eugenio', sobre la realidad detrás del genio del humor; 'Shootball', investigación sobre el 'caso Maristas'; 'Time thieves, lladres de temps', sobre la transformación del tiempo en la moneda más valiosa, o 'Mies on scene, Barcelona en dos actes', una reflexión sobre la percepción del arte.

Figuras musicales

Explicaba hoy Joan Gonzàlez, director y productor ejecutivo, que este festival entiende el documental como "un punto de equilibrio entre el arte y la intervención social". Así entendió la música Rubén Blades, quien transformó la salsa al inyectarle contenidos comprometidos. 'Yo no me llamo Rubén Blades' es un título prometedor de Panorama, sección competitiva que recoge lo más destacado a nivel internacional.

Otras películas de dicha sección se centran en figuras musicales: 'Namrud (Troublemaker)' cuenta la historia del controvertido músico palestino-israelí Jowan Safadi, mientras que 'Silvana' es un homenaje a la rapera escandinava del título, activista 'queer', feminista y antirracista.

Al festival no le faltan mujeres poderosas y con afán de autosuperación: además de 'Silvana', están la prestigiosa bailarina 'Bobbi Jene' y la gimnasta rítmica rusa a la que observamos luchar por el sueño olímpico en 'Over the limit'.

Conflictos internacionales

Como de costumbre, el festival hará hincapié en conflictos políticos en punto de ebullición, tratando de ofrecer, además, puntos de vista poco habituales. Para 'Of fathers and sons', el director Talal Derki (quien ofrecerá la masterclass '7 plans 7') convivió durante más de dos años con la familia de un miembro de Al-Qaeda.

Además del yihadismo en Siria, se abordarán el resurgimiento del nazismo ('The white world according to Daliborek') y los conflictos del Congo ('The Congo tribunal') y Ucrania ('The distant barking of dogs'). Quienes confíen en la distancia que da el tiempo, se interesarán quizás por las selecciones sobre la guerra civil española ('Experimento Stuka') y la memoria sandinista ('Heredera del viento').