Fien Troch: "el cine belga es tan diverso como el propio país"

Se lee en minutos

Lara Malvesí

La cineasta neerlandesa emergente Fien Troch, multipremiada por su película "Home", explicó hoy en una entrevista con Efe que las dificultades del cine belga para encontrar su identidad son iguales que las del propio país, dividido entre francófonos y flamencos.

La cineasta de 39 años dijo tener "dificultades" para encontrar "el mínimo común denominador" del cine belga, que reconoció sigue a la sombra del más poderoso cine francés.

"Es difícil encontrar la conexión de nuestro cine. La propia Bélgica, como país, es una construcción artificial. Siempre vivimos, supongo, a la búsqueda de esa identidad común, porque es un lugar muy diverso, con tres lenguas distintas", narró.

Pese a todo, Troch señaló que "el universo belga, que es un poco caótico, es en realidad un muy buen caldo de cultivo para la creación".

Sobre las diferencias entre el cine francófono y el neerlandés, opinó que "quizá el cine belga en francés se centre más en la historia y el flamenco más en el aspecto visual".

"El cine francés lo tiene más fácil para la distribución porque puede venderse directamente en Francia y el resto de países francófonos. El cine flamenco en cambio solo vende en la medida que parece más exótico", señaló entre risas.

Troch se ha embarcado junto a los directores más famosos del país, los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne, en el proyecto que ha permitido reabrir el cine más antiguo de Bélgica, el Palace, en pleno centro de Bruselas, inaugurado en 1913.

"Tenemos muy buena relación, pero la verdad es que es mala suerte si tus películas se estrenan cuando las suyas", señaló Troch al responder a la pregunta de si es complicado conseguir visibilidad cuando los Dardenne capitalizan la mayor parte del interés de la crítica y público por el cine belga.

Tanto en "Home" como en "Kid", sus últimos largometrajes, Fien Troch se volcó en ingredientes igualmente presentes en el cine de los Dardenne, el drama social como telón de fondo y niños o adolescentes como protagonistas.

En la entrevista a Efe, Troch señaló que se encuentra en fase de escritura de su próxima película, una cinta que la joven directora quiere que "se aleje del drama" para dar paso a un tono "que intentará, por lo menos, parecerse a la comedia".

La cineasta no quiso explicar demasiado sobre el argumento de la que será su quinta obra, pero sí avanzó que "la idea pasa por una comunidad que ha sufrido un gran trauma y busca la manera de sobreponerse".

En su próxima película, todavía sin título, participará el popular actor en Bélgica Nico Leunen, protagonista de "Alabama Monroe", que ganó en 2012 el premio Lux del Parlamento Europeo.

Troch apuntó que ha recibido ofertas para rodar fuera de su país y en inglés, pero confesó que "por alguna razón" eso lo "viviría como una traición".

A propósito de la nueva ola de feminismo en el cine tras los escándalos sexuales revelados en Hollywood, la cineasta dijo haber sido "muy afortunada" por nunca haber sufrido discriminación o actitudes machistas.

"En mi caso, casi que me preocupa más haber recibido discriminación positiva por ser cineasta mujer. Y no me gustaría que me dieran oportunidades por mi género, sino porque mis películas sean buenas", añadió.

Sobre la ciudad donde vive y con la que dice que se inspira en mayor medida, Bruselas, dijo "adorarla y odiarla a partes iguales".

Te puede interesar

"Llevo viviendo años en el centro y ahora me mudo a Molenbeek, un barrio que vive entre el estigma terrorista y la nueva escena artística", afirmó.

Preguntada sobre si se atrevería a hacer una película sobre su nuevo barrio, tristemente célebre por ser uno de los mayores centros del yihadismo en Europa, Troch señaló que "sería muy pretencioso" pues conoce la lacra "muy de oídas".