Ir a contenido

ESTRENOS DE LA SEMANA

'Liga de la Justicia', entre dos tierras

La nueva entrega del universo DC hermana la oscuridad de las aportaciones de Zack Snyder con la ligereza de 'Wonder Woman'

Juan Manuel Freire

De izquierda a derecha, Wonder Woman, Cyborg, Batman, Aquaman y Flash, en una imagen promocional de Liga de la Justicia

De izquierda a derecha, Wonder Woman, Cyborg, Batman, Aquaman y Flash, en una imagen promocional de Liga de la Justicia

Si 'Wonder Woman' superó todas las expectativas de taquilla fue, entre diversos motivos, pero sobre todo, por ser divertida. Así de sencillo. Adiós al regocijo destructivo, la oscuridad casi autoparódica y (te miramos a ti, 'Escuadrón Suicida') el cinismo de las primeras entregas del Universo Cinematográfico de DC. Hola "corazón, heroísmo, humanidad y humor", nuevos motores de las pelis DC según el productor Jon Berg.

Después del relativo fracaso de 'Batman v Superman: El amanecer de la justicia', se encargó a Berg y Geoff Johns (jefe creativo de DC Entertainment) que supervisaran las próximas cintas superheroicas de DC/Warner. Según parece, Johns había insistido anteriormente, sin mucho éxito, en la necesidad de reducir gravitas en las películas, pero nadie le había hecho demasiado caso. Mientras tanto, series DC con la encantadora levedad de 'Arrow', 'The Flash' y 'Supergirl' enamoraban a los fans.

Los consejos de Johns se notaron en 'Wonder Woman', la película más exitosa hasta la fecha (en todos los sentidos) del UCDC. Ayudó al fenómeno que no hiciera falta haber visto otras películas para disfrutarla. Bueno, de acuerdo, había un guiño a 'Batman v Superman': la fotografía de heroísmo en tiempos de guerra que Diana (Gal Gadot) recibe al principio, con nota de Bruce Wayne por detrás. Este detalle aparte, era una historia 'de orígenes' fácilmente disfrutable sin necesidad de manual 'geek' de instrucciones.

Según contaba Diane Nelson, presidenta de DC Entertainment, en un muy informativo artículo en la web de cultura pop 'Vulture', su intención es mantener esa vocación inclusiva en futuros proyectos: "Nuestra intención según avancemos, sin duda, es usar la continuidad para asegurarnos de que nada diverge de forma que no tenga sentido. Pero no hay insistencia en una historia general o una interconectividad en ese universo".

Peripecia coral

DC Entertainment se prepara además para estrenar un subsello, todavía por bautizar, en el que directores personales ofrecerán su propia visión del universo de la marca; como Fox dejó a James Mangold hacer con Lobezno en 'Logan', de la que existe incluso versión alternativa en blanco y negro. Todd Phillips (conocido por comedias como la 'saga Resacón') dará su propia visión del Joker, para la que no piensa contar con Jared Leto.

Pero antes de todo esto, de este tratar de soltar cadenas y avanzarse al posible cansancio del público, todavía quedaba un escollo por sortear: 'Liga de la Justicia', película que sí conecta personajes y viene firmada por Zack Snyder, el responsable (o culpable, según a quien se pregunte) de las últimas películas lideradas por Batman y Superman.

La 'Liga de la Justicia' del título une ('spoiler', quizá, o seguramente no) a esos dos personajes, interpretados, respectivamente, por Ben Affleck y Henry Cavill, con la exitosa Wonder Woman y otros personajes aún por asentarse en el UCDC: Cyborg (Ray Fisher), Aquaman (Jason Momoa) y el Flash (Ezra Miller y no Grant Gustin, el muy querido Flash televisivo, según Snyder porque el tono de la serie no tiene nada que ver con su visión).

Es el fin del mundo (otra vez)

Bruce Wayne/Batman, a la manera de un Barón de Münchhausen con buena tableta de abdominales, reúne a este selecto grupo de héroes para luchar contra un enemigo que (sorpresa) quiere acabar no con una gran ciudad, sino con el mundo tal y como lo conocemos. Hablamos de Steppenwolf (Ciarán Hinds, casi todo el tiempo animado con tecnología de captura del movimiento), figura diabólica con una legión de parademonios a su servicio. Villano, seamos sinceros, poco interesante: el eslabón dramático más débil del relato.

El ambiente es (pre)apocalíptico, pero entre las nubes escapan rayos de luz y humor. Los personajes emprenden batallas de ingenio que se parecen a las escritas por Joss Whedon para 'Los Vengadores' y su secuela… Esencialmente porque Whedon las ha escrito. Este es el mismo creador que rompió con Marvel para desafiarse a sí mismo en proyectos "más pequeños". El guionista Brian Michael Bendis ('Jessica Jones') también acaba de cambiar Marvel por DC: ¿la competición entre marcas se igualará?

'Liga de la Justicia' acaba siendo una película de autoría compartida. Snyder aporta la acción histriónica, la oscuridad ambiental, los intentos de emoción a la sombra de Malick. Whedon trae unos chistes (Flash se queda los mejores) y una humanidad (ese Batman consciente de su edad) que hacen el conjunto menos oneroso.

Bigote borrado

En un principio, Whedon llegó a 'Liga de la Justicia' solo para añadir diálogos chisposos y una emotividad más natural que la de Snyder. Pero la tragedia golpeó el rodaje: Autumn Snyder, hija de 20 años del director, se quitó la vida, y tras la renuncia final de Snyder para hacer el luto, Whedon tomó las riendas del proyecto.  

Según los rumores, el padre de 'Buffy, cazavampiros' acabó reescribiendo un tercio del filme y hubo que rodar o volver a rodar muchas escenas a última hora. Los rodajes adicionales (una práctica del todo corriente en estas superproducciones transmedia) llevaron hasta dos meses, mucho más de lo normal y de lo deseable.

Los retrasos causaron problemas de agenda y también… pelo facial. Así es: gran parte de los últimos esfuerzos se dedicaron al borrado digital del mostacho real lucido por Henry Cavill en la sexta entrega de 'Misión: Imposible', que el actor no podía afeitarse por cuestiones contractuales. La infografía obra milagros de todo tamaño.