Ir a contenido

ENTREVISTA

Jeff Mills: "Lo que bailas puede tener significado"

El innovador del techno es una de las estrellas del festival DGTL Barcelona, que se celebra en el Fòrum viernes y sábado

Juan Manuel Freire

Jeff Mills, en una imagen promocional.

Jeff Mills, en una imagen promocional.

Este histórico del techno de Detroit es una de las estrellas de la tercera edición del festival DGTL Barcelona. Mills presentará su fiesta inteligente el sábado, día 12, a partir de la 1.00 h. en el escenario Generator.

Su último disco, una obra de clásica sui generis, gira en torno a los planetas. ¿Es una nueva versión de 'Los planetas' de Holst? Desde luego, ese disco ha sido una gran influencia para mí. Cuando era pequeño era uno de los pocos discos de clásica que todo el mundo conocía. Ponías la tele y veías orquestas tocando esa obra…

En su trabajo se suman dos planetas a los seis de Holst, la Tierra y Plutón, aunque éste ya no es considerado por muchos planeta del todo. Para mí siempre fue un planeta. Y, de hecho, uno de los más interesantes, por la forma oval de su órbita.  

¿Cómo se transforman los planetas en música? ¿Siguió unas reglas particulares, alguna clase de dogma? Tuve en cuenta cada factor de cada planeta. Su ritmo de rotación dictaba la velocidad de cada corte, los beats por minuto. El diámetro dictaba la extensión de cada pieza. La masa, su densidad. Usé esta clase de reglas.

En este viaje por el universo incluye no solo los planetas, sino el espacio entre ellos. Son porciones del espacio de las que conocemos poco, de ahí que las piezas dedicadas a ellas sean tan abiertas, tan abstractas. A veces suenan como si alguna clase de animal extraño ocupara ese espacio.

¿Cómo fue el trabajo con el arreglista Sylvain Griotto, antes de la grabación con orquesta? Hablamos un montón, en particular sobre cómo debía sentirse el espectador/oyente en ciertos momentos. El sonido debía ser más abstracto cuanto más nos alejásemos del sol. También debíamos sentir las distancias. La distancia entre Neptuno y Plutón es enorme, de modo que era cuestión de alargar la espera entre temas. Hasta el punto de que el público se preguntara: "¿Cuándo Diablos va a empezar esto?" (risas).

En el 2018 presentará otro proyecto cósmico, 'Lost in space'. ¿En qué se distingue del anterior? Será pura fantasía. Una especie de elucubración sonora sobre, por ejemplo, qué podríamos encontrar detrás de un agujero negro. Sonará más experimental en general.

Es usted todo un 'geek' del espacio. ¿Hay algún avance reciente en astronomía y/o astronáutica que le tenga fascinado? Sobre todo, estoy fascinado por la idea de que probablemente enviemos hombres a Marte en los próximos años. Y que quizá vayamos a dejarlos ahí. ¡Quizá viva para ver a la humanidad instalarse en otro planeta! Es fascinante.

Sus producciones siempre han tenido un ingrediente importante de ciencia ficción. ¿Qué clase de autores, películas o series del género han sido una influencia para usted? Puedo citar a Arthur C. Clarke. Y la serie de televisión 'Perdidos en el espacio'. También 'La guerra de las galaxias', por supuesto. 'Galáctica, estrella de combate'; la antigua. Trato de ver todas las películas de ciencia ficción que se estrenan.

“Trato de ver todas las películas de ciencia ficción que se estrenan”

Jeff Mills

John Williams ha sido para usted más importante que Kraftwerk, ha dicho. Es lo mismo para cualquier músico estadounidense. Williams no solo hizo 'La guerra de las galaxias', sino también la música de un montón de anuncios y de series de televisión que veíamos cada día cuando éramos niños.

Ha compuesto bandas sonoras alternativas para clásicos como ‘Metrópolis’ y el ‘Viaje a la luna’ de Méliès. ¿No le atrae componer una música original para una película nueva? Sí, claro. Me atrae la idea de ayudar a la narrativa de una historia, de componer música para explicar situaciones. Es algo que me gustaría hacer.

Hablemos de su sesión del sábado en Barcelona. ¿Sabe ya qué nos traerá? ¿O es amigo de la improvisación? En realidad, trato de pensar previamente en alguna clase de narrativa interesante; algo que dé significado y dirección a cada velada. En mi opinión, las fiestas podrían ser más conceptuales. Lo que bailas puede tener significado. Es algo para lo que el público está preparado.

¿Y quién no lo está? Los promotores. Han crecido con las fiestas del Paradise Garage y el DJ Larry Levan y es difícil sacarles de ese molde. La gente es paciente. La gente está lista para escuchar música nueva y disfrutar de cosas hechas de otra manera. Pero ahora estamos atrapados en la fase del DJ bailarín. Veremos.