Ir a contenido

ESTRENOS DE CINE DE LA SEMANA

Pixar, una marca genial en entredicho

Desde principios de esta década existen dudas sobre si el estudio recuperará el brillo de su antigua era dorada

Juan Manuel Freire

Un fotograma de ’Coco’, el próximo proyecto de Pixar.

Un fotograma de ’Coco’, el próximo proyecto de Pixar.

Entre 1995 y 2010, el estudio de animación Pixar fue básicamente una máquina expendedora de historias originales, basadas en conceptos atrevidos y con igual capacidad para afectar al cerebro y al corazón. En su caso, incluso una enfermedad como la 'secuelitis' no era grave: 'Toy story 2' era mejor que la primera, pero peor que la tercera.

¿En qué momento se acabó su buena racha? Algunos señalan hacia la primera secuela de 'Cars', aprobada en parte por las buenas ventas de coches de juguete y 'merchandising' ligados a la película. 'Cars 2' fue el principio del (cierto) declive: la única película de Pixar calificada con un tomate podrido en la web Rotten Tomatoes.

La compañía en la que muchos confiaban como fuente de nuevas sensaciones se apuntaba a la moda de cultivar franquicias y propiedades mientras el espectador aguante. Después de 'Cars 2' llegaron la precuela innecesaria 'Monstruos University', la inferior al original 'Buscando a Dory' y ahora 'Cars 3', sin tomate podrido, pero al parecer tampoco ninguna maravilla. En verano del 2018 llegará 'Los Increíbles 2', y en el del 2019, 'Toy Story 4'. 

Originales poco originales

Con la excepción de la sublime 'Del revés', las historias originales presentadas por el estudio en los últimos años han sufrido todas de extrañas complicaciones y/o una recepción tibia para los cánones de la marca.

'Brave' pudo llevarse el Oscar a la mejor película de animación, pero '¡Rompe Ralph!' y 'El alucinante mundo de Norman' lo merecían más. Y sus impulsos feministas quedaron manchados por la polémica. Brenda Chapman, la primera mujer que dirigía un filme de Pixar, fue despedida de su propio proyecto. La misma Chapman firmó una petición 'online' contra la alteración del diseño de la heroína para ajustarse a los cánones de las princesas Disney.

'El viaje de Arlo' era una historia original poco original, aunque el carisma de sus personajes y el abrumador fotorrealismo en los paisajes la hacían atractiva. No para todo el mundo: según los cánones de Pixar, fue un fracaso de taquilla ('solo' 290 millones de euros de recaudación en todo el mundo, en comparación con los 931 de 'Toy Story 3' o los 749 de 'Del revés').

El enigma 'Coco'

Tampoco la futura 'Coco', cuento oscuro y cómico situado en México, ha evitado la controversia y está por ver si despierta verdaderas simpatías en los mercados de habla hispana. Todo empezó en el 2013, cuando Disney (dueña de Pixar) quiso patentar la marca Día de Muertos con fines de márketing. La compañía se echó atrás y puso de su parte, sumándolas a su equipo, a voces críticas como el caricaturista Lalo Alcaraz.

Los fans de Pixar ponen velas para que 'Coco' sea buena, pero de verdad. Será la última oportunidad de la marca para ratificar su inventiva hasta 2020, cuando se estrenarán otros dos proyectos, uno de ellos presuntamente original.