24 sep 2020

Ir a contenido

CÓMICA ADAPTACIÓN

Los héroes del bañador rojo: de un chapuzón fallido a la gran pantalla

La generación más macarra de 'Los vigilantes de la playa' promete una ola de cuerpos esculturales, aceite solar y chistes groseros en su nuevo 'revival'

Beatriz Martínez

Los protagonistas de la serie ’Los vigilantes de la playa’, emitida por NBC entre 1989 y 2001.

Los protagonistas de la serie ’Los vigilantes de la playa’, emitida por NBC entre 1989 y 2001.

Llegaron a la pequeña pantalla para darle un mensaje claro al mundo, el de los beneficios de ser un protohombre y una súper mujer americanos durante la era George H. W. Bush. Quién no se ha quedado con la boca abierta cuando David Hasselhoff y Pamela Anderson corrían por las playas de Santa Mónica. Aquellos seres eran definitivamente de otro planeta. Marcaron a fuego en nuestras pupilas cuál debía ser ese ideal a seguir: pieles morenas, cuerpos esculturales y torneados durante horas en el gimnasio y muchos kilos de silicona. Eran dioses olímpicos tostados al sol que además eran valientes y dedicaban todos sus esfuerzos a salvar vidas. Auténticos héroes en bañador rojo.

Sin embargo, hubo que hacer un pequeño esfuerzo para que esta serie se convirtiera en icónica'Los vigilantes de la playa' comenzó a emitirse en 1989 por la cadena NBC, que decidió retirarla tras una temporada porque no terminaba de funcionar en la audiencia. Sin embargo, David Hasselhoff no estaba dispuesto a tirar la toalla. En 1986 había terminado su etapa como Michael Knight en 'El coche fantástico', se encontraba en la cresta de la ola y no podía permitirse que su nuevo proyecto fuera un fracaso. Así que apostó muy duro por 'Los vigilantes de la playa' y se involucró activamente convirtiéndose en su productor ejecutivo.

La inclusión de Pamela Anderson en el reparto fue sin duda una baza fundamental para relanzar el producto. La chica Playboy terminó por rematar esa imagen lúbrica y hortera con la que siempre recordaremos la serie y a partir de ese momento se convertiría en un éxito que alcanzaría 11 temporadas, un par de películas de derribo y algún intento de trasladar su marca a otros continentes. Se exportó a más de 100 países y su sintonía de apertura, todavía imborrable, llegaría a buena parte de los televisores del planeta. Poco a poco su estela se iría agotando por culpa de unas tramas cada vez más rocambolescas que incluso llegaron a incluir fenómenos paranormales hasta que se canceló definitivamente en 2001. Más de diez años de emisión por los que vimos desfilar, además de a los actores habituales, a nuevos rostros emergentes del momento como Carmen Electra o Jason Momoa.

Ahora una nueva película intenta recuperar el espíritu de la serie a través de esa fiebre revival que parece sacudirnos cada cierto tiempo. El responsable de esta monumental macarrada dispuesta a aliviar los calores estivales a ritmo de bíceps y aceite solar es Seth Gordon ('Cómo acabar con tu jefe') y si había que contar con un cuerpo realmente imponente para adornar las correrías playeras, ese era inevitablemente el de Dwayne Jonshon. Quién mejor que La Roca para sentirnos a salvo de los tiburones, las medusas y cualquier accidente marítimo que uno pueda imaginar.

A su lado, Zac Efron y su perfecta tableta pectoral para completar un atípico dueto cómico en el que no faltan las bromas y los chascarrillos acerca de la carita de guapo del ex 'High School Musical'. A su lado, dos mujeres de armas tomar como Alexandra Daddario (que ya acompañó a Johnson en la cinta de catástrofes 'San Andrés') y la revelación de Kelly Rohrbach, que hace de trasunto de Pamela Anderson en su personaje de CJ Parker. Además, la espectacular actriz india Priyanka Chopra y para compensar un casting de macizos, el elemento cómico que introduce Jon Bass, totalmente desbordado ante semejante harén celestial.

La crítica estadounidense no ha tenido piedad con la película. La acusan de vulgar, de estar llena de chistes groseros y gags basados únicamente en pechos y genitales. ¿Sería ahora posible (y defendible) el éxito de la serie? ¿Se ha quedado un tanto anacrónica? La respuesta, este fin de semana en las mejores multisalas.